BOLSA

Norbolsa apuesta por las infraestructuras

Conforme se va di­lu­yendo el año en sus úl­timos co­le­ta­zos, los ana­listas van ha­ciendo cuentas res­pecto a lo que se puede es­perar en 2021. Aunque no hay una bola de cristal má­gica y los Cisnes Negros están al acecho siempre es ne­ce­sario contar con una pre­dic­ción ra­zo­nada de lo que pueda ocu­rrir en con­di­ciones re­la­ti­va­mente nor­ma­les.

En este sentido, la sociedad de valores Norbolsa presentó la semana pasada un informe en el que estima un crecimiento de la economía española superior al 6% en los próximos doce meses, animada por la recuperación de la actividad mundial.

Esta cifra se fundamenta en el efecto que tendrá sobre la economía la vacunación contra la covid. Según los analistas de la firma, el PIB mundial aumentará el 5,2% por el repunte que registrará "especialmente en la segunda parte del año, recuperando a finales de año los niveles de 2019 en las principales economías mundiales".

Sin embargo, Norbolsa cree que en Europa la recuperación será más lenta, lastrada por las restricciones a la movilidad de este trimestre y probablemente también durante los tres primeros meses del próximo año A ello se suman las divergencias entre sus distintas economías y los efectos negativos del "Brexit". Para combatir estos factores resultarán fundamentales los fondos de recuperación aprobados por Bruselas.

Aunque todavía queda por delante un invierno muy duro, con posibles repuntes de contagios, mucha incertidumbre sobre la durabilidad de la inmunidad de las vacunas y las dudas sobre el porcentaje de población dispuesta a administrárselas, la sociedad de inversión ha apuntado también otros factores favorables para los mercados.

Entre ellos destacan la existencia de políticas fiscales y monetarias expansivas, unas tasas de ahorro más altas de lo habitual tanto en Estados Unidos como en Europa, que implicarán un revulsivo cuando finalicen los distanciamientos, fortaleza de la economía China y mayor tranquilidad en comercio mundial.

Al respecto, el gigante asiático "sigue sorprendiendo con su fortaleza, con una recuperación en V casi perfecta" y con solo un diferencial de crecimiento inferior al 2% el próximo año respecto a sus estimaciones previas a la pandemia.

Razones suficientes, señalan estos analistas, para confiar en "una fuerte recuperación de los beneficios por acción de la eurozona en 2021, salvo en sectores como banca, energía y compañías ligadas al ocio, todavía lejos de los beneficios 2019".

Entre sus principales recomendaciones, Norbolsa sitúa a las infraestructuras de todo tipo -eléctricas, digitales, de comunicaciones, de transporte...- como las mejores opciones para el próximo año por tener un "crecimiento con mucha visibilidad y menor riesgo". También aconseja posicionarse en consumo cíclico, en especial en autos, sector beneficiado por la mayor tranquilidad prevista en el comercio mundial

La firma, sin embargo, se mantiene neutral en seguros, consumo defensivo e industriales, y en general negativa en banca, energía y telecomunicaciones.

--

Artículos relacionados