BOLSA

Abengoa, tiempo límite excedido

Los ner­vios están a flor de piel en Abengoa con­forme se acaba el tiempo para con­se­guir un com­pro­miso de ayuda fi­nan­ciera por parte de la Junta de Andalucía para ga­ran­tizar su su­per­vi­ven­cia. El grupo ne­ce­sita un res­cate in­me­diato de 20 mi­llones de euros para dis­poner de las lí­neas de li­quidez y avales com­pro­me­ti­das.

Un momento crítico una vez agotada casi por completo la paciencia de los acreedores tras el plan de rescate acordado el pasado verano. Esta situación de incertidumbre ha estado limitando, además, las posibilidades de acceso de la compañía de ingeniería a nueva contratación y para cumplir sus obligaciones corrientes, lo cual ha llevado a la compañía de ingeniería a poner este viernes como fecha tope para tener una solución y buscar otras opciones.

Hasta la fecha, Abengoa ha asegurado no tener confirmación alguna por parte de la Junta de Andalucía de que vaya a aportar el compromiso de apoyo financiero necesario para el cierre de la operación, sin que sea posible el cierre en ausencia de dicho compromiso.

Si la Junta no moviera ficha en estas horas críticas se ha rumoreado incluso la posibilidad de que Abengoa pueda cambiar su sede social a otra comunidad autónoma para obtener la ayuda necesaria para garantizar su viabilidad. Aunque en el mercado se confía en que la sangre no llegue al río.

En este sentido, el mercado está barruntando una solución de urgencia que ya podría estar sobre la mesa. Unas expectativas alimentadas por el reciente anuncio de la compañía de la adjudicación de un contrato en Chile para la construcción de una subestación eléctrica y una línea de transmisión eléctrica.

En concreto, Transelec, uno de los principales proveedores del país sudamericano, le ha adjudicado la construcción de una línea de transmisión eléctrica de 550 kilovoltios y unos 95 kilómetros de longitud y la ampliación de la subestación de Nueva Puerto Montt, en el Sur del país dentro del plan puesto en marcha por Chile para expandir y modernizar su sistema de transmisión eléctrico.

La adjudicación, realizada a través de Transmisora del Pacífico, filial de Transelec, permitirá conectar la línea con la subestación de Nueva Ancud, que Abengoa está ejecutando actualmente, e incluye las obras civiles necesarias para atravesar el Canal de Chacao, lo cual permitirá unir el continente con la Isla de Chiloé.

Un contrato que no solo refuerza la presencia de Abengoa en el país y "en el sector de la distribución energética", sino que supone también un notable plus de confianza sobre sus opciones de viabilidad. Las acciones de Abengoa están suspendidas de negociación desde el pasado 14 de julio, día en el que cerró a 0,0062 euros tras subir un 63% tras darse a conocer el plan de rescate.

Artículos relacionados