Aprovechan al má­ximo el tirón de los mer­cados en no­viembre para ce­rrar bien 2020

Las gestoras de fondos reactivan la maquinaria comercial para 'robar' depósitos

Las en­tradas han sido po­tentes este mes, pero creen que lo mejor está por llegar

Fondos de inversión.
Fondos de inversión.

Las ges­toras de fondos de in­ver­sión se frotan los ojos y las manos a la es­pera del cierre in­mi­nente de un mes de no­viembre his­tó­rico en los mer­ca­dos. El rally que sólo en lo que va de mes ha ge­ne­rado una ga­nancia del 25% en el Ibex 35 ha cam­biado com­ple­ta­mente el sem­blante a una in­dus­tria de­pri­mida, que hasta el cierre del pa­sado mes de oc­tubre su­maba re­em­bolsos netos de algo más de 800 mi­llones de eu­ros.

Noviembre marca un punto y aparte con una subida de las bolsas meteórica que ha obligado a muchos gestores a cambiar de objetivos sobre la marcha. Según cálculos de Bank Of America, las bolsas han recibido una inyección de liquidez de 72.000 millones de dólares en apenas dos semanas. Es la cifra más alta de la historia en un período tan corto, lo que demuestra hasta qué punto el rebote de los índices ha sorprendido al mercado.

Las gestoras de fondos han visto cómo los números se levantan desde unos niveles mediocres que hace cuatro semanas amenazaban con un año perdido. Las rentabilidades de los productos con más riesgo se han disparado y ejercen un efecto llamada sobre muchos inversores que se habían refugiado en activos de muy bajo riesgo y que ven como sectores como el bancario han ganado un 50% en las últimas semanas. Una comparación dura.

En realidad, los inversores españoles estaban muy fuera de los activos de riesgo. En octubre, sacaron 50 millones de euros de los fondos de inversión, en un mes en el que (otra vez), sólo los fondos con perfil más conservador estaban generando flujos positivos. Por lo tanto, los partícipes se han beneficiado muy poco de la subida de las bolsas en noviembre, al menos del primer tramo del 'rallie' que comenzó el 9 de noviembre.

"Hemos ido viendo entradas en fondos de bolsa en el último tramo de este mes. A medida que se veía que la subida iba cogiendo fuerza, más inversores entraban en productos con riesgo. Pero el proceso es lento, incluso se podría decir que muy lento. El inversor español es muy conservador y tiene mucho miedo a dar el salto. Viene de demasiadas experiencias negativas y suele tardar en reaccionar", señalan en una gran gestora internacional.

Aprovechar el tirón

Pero más allá de las cifras de noviembre, que serán alentadoras en términos de suscripciones y de entradas en fondos de más riesgo, el sector está aprovechando el rally para subir la presión comercial y atraer inversores con un doble mensaje: los precios de los activos con riesgo siguen siendo atractivos porque la economía mundial puede cambiar de velocidad si se concretan los avances en las vacunas para combatir el Covid-19.

La estrategia pasa por reforzar la comercialización de los fondos mixtos, que permiten al gestor y al inversor graduar el nivel de exposición. Máxime en un momento en el que hay un volumen de depósitos récord en España del que los fondos quieren sacar tajada. Según los últimos datos del Banco de España, las familias cuentan con 896.700 millones de euros, después de una subida de 2.700 millones en octubre, tres veces más que en septiembre. Una gran parte de esta cifra salió de la industria de los fondos.

Son cifras que demuestran hasta qué punto los inversores se han refugiado en sus cuarteles de invierno por la enorme incertidumbre provocada por el Covid-19. Tanta liquidez representan una oportunidad histórica para los fondos en pleno punto de inflexión en los mercados financieros. El 'rally' ha sido muy rápido y generoso y exigirá una corrección a corto plazo, pero las gestoras quieren poner toda la presión comercial para salvar 2020 sobre la campana.

Artículos relacionados