Considera in­cons­ti­tu­cional la eco­tasa de la Generalitat a las cen­trales nu­cleares

Endesa repartirá más dividendos en dos años e invertirá 25.000 millones

Bogas no des­carta po­si­bles com­pras para crecer en re­no­va­bles y en redes

Jose Bogas, Endesa.
Jose Bogas, Endesa.

Endesa in­ver­tirá 25.000 mi­llones de euros hasta 2030 con el ob­je­tivo de que el 80% de su pro­duc­ción eléc­trica esté libre de CO2. En el pe­riodo 2021-2023, el nuevo plan es­tra­té­gico au­menta sus in­ver­siones un 25% hasta 7.900 mi­llones de eu­ros. La eléc­trica man­tiene su po­lí­tica de di­vi­dendos apro­bada el año pa­sado y se ex­tiende el 70% de pay out un año más, a 2023. El be­ne­ficio neto cre­cerá un 12% hasta 1.900 mi­llones al final del pe­riodo.

El consejero delegado, José Bogas, ha admitido en la rueda de prensa con analistas que la compañía no descarta compras en el sector que les permita crecer tanto en energías renovables como en redes. La eléctrica reconoce además que podría sumar oportunidades de la ejecución del plan de recuperación en España y Portugal financiado con fondos europeos.

Bogas admitió que el sector está viviendo un momento de crecimiento como es el negocio de las renovables, reconociendo que la compañía prevé acelerar el crecimiento tanto orgánico como inorgánico.

Medida inconstitucional

El máximo ejecutivo de la compañía se mostró en contra de la ecotasa que ha implantado la Generalitat que afecta a las centrales nucleares en las que Endesa tiene el control, como Ascó (85%) y Vandellós (72%). Bogas considera la medida de “absolutamente inconstitucional”, por lo que ha señalado que piensan presionar todo lo que puedan para que se elimine. La eléctrica ha incluido el impacto de este impuesto en el plan estratégico hasta el año 2023.

La compañía prevé repartir unos 5.950 millones de euros entre sus accionistas, en el periodo 2020-2023. La eléctrica ha confirmado la política de pay out del 100% en 2020, del 80% en 2021 y del 70% en 2022, extendiendo el 70% a 2023. Endesa adapta así su política de dividendo a un perfil de crecimiento mucho mayor, derivado de este plan estratégico.

De esta forma, confirma el giro en la política de dividendos que anunció hace dos años respecto al que mantenía hasta entonces en todo los ejercicios de ofrecer un pay out del 100%. El grupo señala que este año pagará un dividendo por acción de en torno a 1,9 euros brutos; en 2021, se situará en 1,30 euros; en 2022, bajará a 1,2 euros y en 2023, aumentará a 1,3 euros.

En cuanto al nivel de endeudamiento, el pasivo aumentará en 2.900 millones, hasta una deuda neta de 10.000 millones a final de 2023. La eléctrica prevé beneficiarse de una reducción en el coste de la deuda, que pasará de un promedio del 1,8% en 2020 a un 1,4% al final del plan estratégico.

El director financiero de Endesa, Luca Passa, ha señalado que con este plan “incrementamos de forma muy relevante nuestras inversiones, tanto en renovables como en redes. Es un plan que está enfocado claramente a la sostenibilidad, tanto en el destino de la inversión como en la financiación de la misma”.

Los dos pilares del plan

Su estrategia estará basada en dos pilares. Primero, el crecimiento de un 30% del parque de energías renovables, hasta 11.500 MW y con una inversión de 3.300 millones. Segundo, se reforzará la digitalización de la red que absorberá otros 2.600 millones, un 30% más que en la planificación 2020-2022.

La nueva potencia solar y eólica de 3.900 megavatios que se añadirán en los tres próximos años supera los 2.500 megavatios que Endesa dará de baja con el cierre de las dos últimas centrales de carbón. La compañía prevé mantener estable su base de clientes en el entorno de los 10,6 millones en la Península Ibérica, basándose en un sólido crecimiento en el mercado libre de un 7% (400.000 clientes más), que compensará el descenso de los consumidores con tarifa regulada.

De los 25.000 millones de euros que se prevén invertir hasta el final de la presente década, unos 10.000 millones de euros se destinarán a nueva potencia renovable para alcanzar una cifra mínima de 18.000 megavatios. Y otros 10.000 millones de euros se emplearán en la digitalización y modernización de la red para mejorar el servicio y permitir, entre otros objetivos, mecanismos de flexibilización de demanda en hogares y empresas de hasta 1.000 megavatios.

La compañía estima que los clientes del mercado libre se incrementarán en 400.000, hasta 6,1 millones, lo que supone un 7% más. Se pondrá el foco en fidelizar a los consumidores, sobre la base de ofrecer servicios personalizados, adaptados a sus necesidades. “Tenemos una misión ilusionante para esta próxima década, hasta 2030. Y para comenzar a materializarla, presentamos este nuevo plan industrial 2021-2023 basado en el crecimiento y que pone las bases para sustentar nuestro liderazgo a futuro”, ha declarado el consejero delegado.

“Necesitamos el compromiso de todos para llevarlo a cabo y conseguir nuestros objetivos. Estamos en una gran empresa, tenemos un gran equipo humano y he de decir que somos líderes, lideraremos la transición energética y saldremos más reforzados al final de este ciclo”, ha añadido

Endesa prevé incrementar el beneficio bruto (ebitda), un 10% en el periodo, desde 3.900 millones estimados para 2020 hasta 4.300 millones en 2023 como fruto del aumento de la inversión del 25% hasta 7.900 millones. El crecimiento del Ebitda tendrá su reflejo en el aumento del 12% en el resultado neto previsto, que pasará de 1.700 millones estimados en 2020 a 1.900 millones al cierre de 2023.

Artículos relacionados