El anuncio se pro­duce justo des­pués de la venta de BBVA Compass en los Estados Unidos

Carlos Torres cambia el BBVA Compass por el Sabadell

Confirmadas las ne­go­cia­cio­nes, el grupo re­sul­tante con­taría con ac­tivos por 611.000 mi­llones solo en España

Carlos Torres
Carlos Torres Vila, pte. de BBVA .

Nueva ope­ra­ción de fu­sión en el sector ban­cario es­pañol. BBVA ha con­fir­mado a la CNMV man­tener ne­go­cia­ciones con el Banco Sabadell para una fu­sión, por lo que ya se ha ini­ciado un pro­ceso de re­vi­sión (due di­li­gen­ce). El anuncio era es­pe­rado por el mer­cado y así se ha plas­mado con grandes subidas en Bolsa (15% el bil­baino, 24,57% el ca­ta­lán) este lunes tras la venta de su fi­lial en Estados Unidos que les aporta más sol­vencia para aco­meter la ope­ra­ción sin ne­ce­sidad de una am­plia­ción de ca­pi­tal.

El BBVA de Carlos Torres mantiene negociaciones para hacerse con el Banco Sabadell, tal y como se ha confirmado de manera oficial a la CNMV. En su comunicado, se indica que se ha iniciado un proceso de revisión recíproco "en términos habituales en este tipo de operaciones".

Esta confirmación se produce justo unas horas después de que se supiera la venta millonaria de la filial en Estados Unidos por parte de un BBVA, dispuesto a no perder posiciones en el mercado español tras la fusión en marcha entre CaixaBank y Bankia. La venta del banco estadounidense generará 300 puntos básicos de CET1 fully loaded, lo que permitiría la fusión con el Sabadell sin tener que ampliar capital.

BBVA cuenta para esta operación de fusión con JP Morgan, que también ha participado en la venta en Estados Unidos, y el despacho Garrigues. El Sabadell se apoya en Goldman Sachs y en el despacho Uría Menéndez, aunque fuentes consultadas evitan comentar la operación que también han confirmado a la CNMV.

En los dos comunicados de los bancos implicados en esta operación se subraya que "no hay tomada ninguna decisión ni certeza alguna de que se vaya a adoptar. Si se adoptara alguna decisión al respecto se informará en los términos exigidos legalmente".

Por el momento, la fuerte subida de sus acciones permiten al Sabadell alcanzar una capitalización de 2.358 millones de euros y el BBVA se sitúa en 24.391 millones. El Santander se mantendría a cierta distancia, con una capitalización superior a los 39.000 millones de euros. Todo indica que la fusión se haría con intercambio de acciones.

Las conversaciones entre el grupo de Carlos Torres y el presidido por José Oliu se mantienen desde hace tiempo, aunque se intensificaron a raíz del anuncio de fusión entre CaixaBank y Bankia. El banco nacionalizado era el objetivo principal, desde hace tiempo, del banco catalán y con su sede social en Alicante desde hace unos años.

Segundo gigante

Si al final se acordara la fusión entre BBVA y Banco Sabadell se generaría un nuevo gigante en el mercado español, con un total de activos de 611.043 millones de euros, casi 46.500 empleados y unas 4.360 oficinas, aunque estas últimas variables dependerán de los procesos de ajuste que ya tienen en curso ambos grupos.

El grupo resultante de esta fusión, sin embargo, no sería el primero con toda su dimensión internacional. El Santander aventajaría con un total de activos en todos los países que opera con 1,51 billones de euros. La suma del Sabadell y BBVA, con datos al cierre de septiembre, acumularía un total e activos por casi 920.000 millones de euros, de los que habría que descontarse la filial en Estados Unidos vendida.

La integración del Sabadell en el BBVA permitiría, además, al grupo de Carlos Torres a tener una presencia más significativa en el Reino Unido mediante TSB, ya que hasta el momento tan sólo tenían un negocio residual mediante Atom Bank. De esta manera, se compensaría algo el peso de países maduros y los emergentes, tras la venta en Estados Unidos.

Sabadell se había quedado descolgado tras el anuncio de fusión entre CaixaBank y Bankia, mientras que el BBVA estaba necesitado de alguna operación corporativa que tapara en la medida algunos escándalos del pasado, como los espionajes encargados por el expresidente Francisco González (FG) al comisario jubilado José Manuel Villarejo.

Sin embargo, los responsables de ambos bancos habían descartado operaciones de fusión inminentes en España. El Sabadell ya se había fijado a mediados de 2021 cualquier movimiento en este sentido, mientras que el consejero delegado de BBVa, Onur Genç, priorizaba el crecimiento orgánico.

El reconocimiento de las negociaciones se producen también tras continuos mensajes de consolidación por parte de los supervisores, dado el largo horizonte de tipos en negativo y el impacto económico que se deriva de la actual pandemia. Esta coyuntura casi obliga a la formación de bancos de un mayor tamaño.

Artículos relacionados