El BBVA ar­gu­menta ante el juez que PWC le cobra de­ma­siado por la in­ves­ti­ga­ción re­que­rida

Del Rivero 'ofrece costear' el forensic sobre el espionaje a Sacyr que el BBVA no paga

Presentan a la Audiencia Nacional un es­crito contra las ma­nio­bras di­la­to­rias de la en­tidad pre­si­dida por Carlos Torres

FG y Carlos Torres
FG y Carlos Torres

Giro es­cla­re­cedor en la pieza ju­di­cial se­pa­rada que la Audiencia Nacional tiene abierta por el es­pio­naje que el ex co­mi­sario Villarejo realizó para el BBVA de Francisco González sobre el mal de­no­mi­nado "asalto hos­til" de Sacyr contra BBVA en 2004. En un es­crito a la Audiencia, los em­pre­sa­rios afec­tados por el es­pio­naje -Luis Del Rivero, José Domingo Ampuero y Vicente Benedito- se ofrecen a abonar un in­forme sobre los re­sul­tados de ese es­pio­naje que el BBVA de Carlos Torres se niega a rea­li­zar, pese a haber sido en­car­gado por el juez García Castellón, porque "es muy ca­ro".

La verdad es que la historia es rocambolesca. Y comienza con la sorpresa expresada por parte de la Audiencia Nacional ante los abogados del BBVA en el sentido de que en el informe forensic solicitado sobre las actuaciones encargadas por la entidad al ex comisario Villarerejo no incluyen las actuaciones realizadas en 2004 (por el denominado "grupo hostil") sobre la compra de acciones del BBVA por parte de la constructora Sacyr.

Ante esa petición concreta y dado que en el forensic entregado a la Audiencia por parte del BBVA no incluyó ese aparato, los abogados del BBVA responden que no lo consideran oportuno por dos razones:

  1. El auditor responsable del forensic, Price Waterhouse Coopers (PWC), estima que sería muy laborioso dado el tiempo transcurrido (la actuación de Villarejo para el BBVA empezó en 2004) y contiene demasiada y confusa información y, en consecuencia, resultaría muy costoso y no debería abonarlo el BBVA.

  2. El Informe afectaría a la reputación y responsabilidades del BBVA como persona jurídica y, por lo tanto, la entidad tiene derecho a protegerse como tal y a una defensa jurídica con las debidas garantías procesales

En consecuencia, el BBVA de Carlos Torres rechaza extender la investigación a ese periodo y, en una actitud desafiante que ha enfadado a la Fiscalía y el propio Juzgado que preside García Castellón, se niega a realizarlo por ser demasiado costoso.

En el escrito presentado este lunes, los tres afectados por la decisión, personados en el caso, se ofrecen a cubrir los gastos que el BBVA se niega a pagar, y argumentan que Price Waterhouse Coopers no entraría en conflicto de interés por la investigación.

Pero el aspecto más significativo del escrito enviado al juez se refiere al punto del derecho a defenderse como persona jurídica que argumenta el BBVA, ya que la entidad ahora presidida por Carlos Torres figura como imputada en el caso abierto por la Audiencia. Los personados argumentan que no es cierto que le afecte al BBVA como persona jurídica, ya que la ley que estableció tal calificativo como figura responsable de delitos corporativos, data de 2010, mucho después de los hechos investigados en que comienzan en 2004.

El escrito delos personados señala: "La actitud obstruccionista del BBVA no se comprende a la luz de que los hechos que comprende la línea de investigación del Grupo Hostil son anteriores a la entrada en vigor de la responsabilidad penal de las personas jurídicas".

Y añade: "Dicha actitud obstruccionista resulta, desde la perspectiva del BBVA como persona jurídica, aún más ininteligible cuando los hechos que comprenden la línea de investigación del grupo hostil se refiere fundamentalmente al periodo 2004-2008 , periodo en el cuál no estaba vigente la responsabilidad penal de las personas jurídicas".

TEXTO INTEGRO DEL ESCRITO PRESENTADO ANTE EL JUZGADO

JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN Nº 6 AUDIENCIA NACIONAL DILIGENCIAS PREVIAS Nº 96/2017

Pieza Separada nº 9

AL ILMO. JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN NÚMERO SEIS DE LA AUDIENCIA NACIONAL

MARÍA DEL MAR TORRES-FONTES, en nombre y representación de DON LUIS DEL RIVERO ASENSIO, DON JOSÉ DOMINGO DE AMPUERO Y OSMA y DON VICENTE BENEDITO FRANCES, según consta debidamente acreditado en las Diligencias Previas de referencia, ante este Ilustrísimo Juzgado comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:

(i) Que esta representación ha tenido conocimiento del escrito presentado por el BBVA de 30 de septiembre de 2020 donde se opone – cuando menos enérgicamente – a que la firma PWC sea designado como perito judicial para emitir informe pericial sobre la línea de investigación “Grupo Hostil”.

(ii) Que en dicho escrito se pregunta dicha representación que “quién costearía en ese caso el trabajo de PwC, cuestión sobre la que la representación del Sr. del Rivero guarda un elocuente silencio.”

(iii) Que asimismo dicha representación afirma en reiteradas ocasiones que PWC es “su” perito cuando PWC no ha presentado informe pericial alguno en este procedimiento sobre la línea de investigación del Grupo Hostil por falta de expresa indicación de BBVA al respecto – como se evidenció en la declaración del Sr. López Andreo –.

(iv) Que interesa el derecho de esta representación, a la vista de lo anterior, formular las siguientes escuetas

ALEGACIONES

Primera.- Esta representación se ofrece a costear el informe que como perito judicial llevaría a cabo PWC respecto de la línea de investigación Grupo Hostil.

Entendemos que resulta fundamental que se proceda a un esclarecimiento completo de los hechos mediante el análisis de la evidencia digital referida a la línea de investigación del Grupo Hostil. Precisamente porque esta representación sí tiene una férrea voluntad – a diferencia del BBVA – de colaborar en la medida de sus posibilidades con este Ilmo. Juzgado, se ofrece a sufragar los gastos del correspondiente informe pericial.

Segunda.- El espeso silencio que guarda BBVA sobre por qué no ha encargado un informe pericial a PWC sobre la línea de investigación del Grupo Hostil

En nuestro escrito de 22 de septiembre de 2020 consignábamos la siguiente alegación:

“Que nada empece a que el BBVA encargue a PWC la realización de un verdadero informe pericial – sometido a los parámetros y requisitos contenidos en la LECRim. y supletoriamente en la LEC - o que este digno Juzgado nombre a dicha consultora Perito Judicial a tal fin.”

El escrito del BBVA de 30 de septiembre de 2020 responde a la segunda opción. Pero el silencio de la representación del BBVA sobre por qué no ha encargado un verdadero informe pericial a PWC respecto de la línea de investigación del Grupo Hostil tiene la inefable voz de quien no quiere que se esclarezcan verdaderamente los hechos objeto de la presente instrucción. Ciertamente el BBVA en su derecho está a guardar silencio. En este caso el silencio es más elocuente que cualquier explicación que pueda otorgar.

Tercera.- La actitud obstruccionista del BBVA no se comprende a la luz de que los hechos que comprende la línea de investigación del Grupo Hostil son anteriores a la entrada en vigor de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Como consecuencia de la presentación del escrito de 30 de septiembre de 2020 se ha constatado precisamente lo que veníamos a denunciar en nuestro escrito de 22 de septiembre de 2020: “ni investiga” – sc. no ha encargado informe pericial a PWC sobre la línea de investigación del Grupo Hostil – “ni deja investigar” – sc. se alza virulentamente en contra de que PWC sea designado perito judicial para que emita informe pericial sobre dicha línea de investigación –.

Dicha actitud obstruccionista resulta, desde la perspectiva del BBVA como persona jurídica, aún más ininteligible cuando los hechos que comprenden la línea de investigación del grupo hostil se refiere fundamentalmente al periodo 2004-2008 , periodo en el cuál no estaba vigente la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Qué tendrá que ocultar el BBVA para resistirse como gato panza arriba a que se investigue los hechos relativos al “Grupo Hostil” es algo que sobre lo que sólo cabe especulación; entiende esta representación que dicha incógnita se despejará el día que se presente en el marco de este procedimiento un verdadero informe pericial sobre dicha línea de investigación.

En virtud de todo ello,

AL ILUSTRÍSIMO JUZGADO SUPLICO: Se sirva admitir el presente escrito y por hechas las manifestaciones que contiene, por ser de Justicia que pido en Madrid, a 5 de octubre de 2020.

Dr. Carlos Gómez-Jara Díez

Artículos relacionados