La ac­ción sube tres días se­guidos y man­tiene su valor bur­sátil pró­ximo a los 1.000 mi­llones

Sacyr para el golpe de Panamá en Bolsa y aspira volver al Ibex

La con­ce­sio­naria com­pite con Solaria y Logista por un puesto en el se­lec­tivo

Ampliacion Canal de Panamá
Ampliación del Canal de Panamá

De mucha in­ten­sidad pero de corta du­ra­ción en el tiempo. Así ha sido el duro ajuste pro­vo­cado en la co­ti­za­ción de Sacyr por el laudo ar­bi­tral que obliga al con­sorcio del que forma parte el grupo es­pañol a de­volver 240 mi­llones de dó­lares a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). La ac­ción bajó un 25% en dos se­siones y tocó fondo en los 1,50 eu­ros. Una zona desde la que ha em­pe­zado la reac­ción. Sacyr ha pa­rado el primer golpe.

En pleno desplome, los inversores movieron cerca de 30 millones de acciones de Sacyr. Es decir, alrededor de un 5% del capital del grupo. Una cifra muy abultada que significa que las órdenes de venta no se hicieron esperar y se concentraron en unas pocas horas. Un movimiento fuerte, violento y muy concentrado en el tiempo que ya no tuvo continuidad en la segunda parte de la semana, en la que las cifras de contratación fueron ya mucho más reducidas.

Por lo tanto, Sacyr ya tiene un punto de partida para intentar recuperar la normalidad en bolsa. "La caída fue muy brusca, pero en el nivel de 1,50 euros entró dinero buscando el rebote a corto plazo que, efectivamente, se ha producido. Las órdenes de venta han remitido muy significativamente y da la impresión de que el escenario más negativo ya está descontado en la cotización", señalan en uno de los mayores 'broker' del mercado español.

¿Qué se puede esperar a partir de ahora? La primera resolución sobre el Canal -que en el caso de Sacyr supondrá un desembolso de 87 millones de euros- es el primer capítulo, porque hay otros arbitrajes pendientes, relacionados con cambios de programación, prototipo y hormigón o relativos a las compuertas por importes también millonarios. Pero los inversores ya se habrían puesto en el peor de los casos tras el primer laudo.

"Los gestores más conservadores ya han salido. Son los que no están dispuestos a esperar más noticias que pueden afectar al valor. Pero otros muchos creen que lo peor ya ha pasado y que a estos precios no hay mucho ya que perder en Sacyr", señalan fuentes bursátiles, que recuerdan que incluso el mayor inversor bajista en el grupo constructor está reduciendo sus posiciones cortas desde el laudo. Es decir, que está recogiendo beneficios.

Caída el 28 de septiembre

Efectivamente, desde que la acción de Sacyr cayó un 20% el pasado 28 de septiembre, el 'hedge fund' Citadel ha reducido su apuesta bajista desde el 1,59% hasta el 1,26%. El fondo estadounidense es uno de los tres con posiciones cortas en la compañía. Atom y WordQuant tienen un 0,65% y un 0,62% respectivamente. Desde el laudo, sólo este último ha aumentado sus cortos sobre Sacyr, que mantiene su hoja de ruta.

El grupo ha asegurado que el laudo no altera en absoluto su estrategia y que podrá hacer frente a su impacto económico gracias a su caja. Es decir, que la penalización no supondrá ni la paralización ni la demora de ninguno de sus proyectos en marca. Tras los momentos iniciales de zozobra en bolsa, inversores y gestores están dando un voto de confianza a la compañía.

El rebote del 9% en las últimas tres sesiones ha devuelto el valor en bolsa de Sacyr otras vez hasta las puertas de los 1.000 millones de euros. Unos números que le siguen permitiendo optar a la vuelta al índice Ibex 35. La decisión se tomará el 7 de octubre, y Sacyr peleará codo con codo con dos oponentes como Solaria, Logista, Rovio, Ebro Foods o Vidrala que, en algunos casos, más que doblan su capitalización bursátil. Pero Sacyr tiene la baza de su mayor liquidez en el mercado.

Artículos relacionados