BOLSA

Técnicas Reunidas, alta presión bajista

Técnicas Reunidas no le­vanta ca­beza desde los má­ximos de 2015. Cada vez que hay un amago de re­bote en papel vuelve a salir en masa, hun­diendo más y más su co­ti­za­ción. No en vano es uno de los va­lores pre­ge­ridos por los es­pe­cu­la­dores ba­jis­tas. Las po­si­ciones cortas con­trolan el 6,3% del ca­pi­tal, su­fi­ciente para man­tener la pre­sión sobre el grupo y abortar cual­quier in­tento de re­bote que no sea in­tere­sado.

Esta presión, justificada por la debilidad de los precios del crudo y elevada con la llegada de la pandemia, se ha acentuado tras reconocer un mayor riesgo para su negocio y posibles retrasos en nuevos proyectos con la segunda ola de la pandemia. Esta alerta ha provocado una nueva retirada masiva de posiciones, acentuando el desplome anual del valor hasta cerca del 70%, pasando de los 24 euros a situarse en torno a los 8 euros.

Un castigo extremo que contrasta con la aparente solidez de la compañía. El beneficio al cierre de junio experimentó un crecimiento del 4%, por encima de los 14 millones de euros, pese a las terribles condiciones del mercado con una fuerte parálisis en la ejecución y la aprobación de nuevos proyectos.

Al respecto, la compañía ha logrado importantes adjudicaciones este año que han elevado su cartera de pedidos por encima de los 10.000 millones de euros con unas ventas totales en el primer semestre de 2.109 millones de euros, apenas inferior a las contabilizadas un año antes.

La principal preocupación del mercado se centra, por tanto, en su posición neta de caja, debilitada hasta los 154 millones de euros debido al impacto de los movimientos de capital circulante relacionados con la reprogramación de pagos de clientes fruto de la crisis del coronavirus.

Sin embargo, los expertos confían en que la recuperación de los márgenes en los últimos meses haya servido para fortalecer este punto débil. Pero para confirmar estas previsiones habrá que esperar a la presentación de los resultados del tercer trimestre prevista para el 11 de noviembre.

Entre tanto, sigue imponiéndose la prudencia, lo cual representa un constante goteo vendedor que ha llevado a Técnicas Reunidas a su peor nivel desde su salida a Bolsa en 2006.

Artículos relacionados