El ob­je­tivo del Gobierno es al­canzar el 48% de energía re­no­vable en 2030

Australia, nuevo 'El Dorado' inversor de Iberdrola y Naturgy en energías verdes

Ambas em­presas suman en cons­truc­ción y en car­tera pro­yectos por unos 2.700 me­ga­va­tios

Señalización en carretera australiana
Infraestructura australiana.

Australia se ha con­ver­tido en el nuevo pa­raíso in­versor de Iberdrola y Naturgy de las ener­gías re­no­va­bles. Las dos eléc­tricas tienen en cons­truc­ción y en car­tera pro­yectos por unos 2.700 me­ga­va­tios, lo que las si­túan como dos 'utilities' re­le­vantes del país, junto a Endesa. La energía verde se ha con­ver­tido en la prin­cipal fuente de su­mi­nis­tro. En 2019, las re­no­va­bles re­pre­sen­taron el 21% de la pro­duc­ción eléc­trica y el ob­je­tivo del Gobierno es al­canzar el 48% en 2030.

Tanto Iberdrola como Naturgy han sido de las primeras eléctricas en apostar por el país australiano. Además de Estados Unidos, Europa, Brasil y México, Australia se ha erigido en una de las grandes apuestas de inversión. Ambas acaban de anunciar la construcción de dos proyectos y tienen en cartera otros tantos para los próximos tres años.

Iberdrola ha iniciado su andadura con la construcción del proyecto Port Augusta, situado en el estado de Australia Meridional. Se trata de la primera planta híbrida eólica-solar, tras la adquisición de la compañía Infigen, uno de los principales promotores locales de energías renovables. La instalación combinará 210 MW eólicos con 107 MW fotovoltaicos. Su ejecución supondrá una inversión de 500 millones de dólares australianos, unos 310 millones de euros.

Con la entrada en Australia, Iberdrola se posiciona en uno de los mercados de gran potencial renovable a la vez que avanza en su plan de diversificación. Tras la incorporación de Infigen Energy, el país se ha convertido en una de las grandes plataformas de crecimiento para la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán.

El grupo es ahora uno de los líderes del mercado australiano, con la operación en el país de más de más de 800 MW de energía solar, eólica y baterías de almacenamiento. Actualmente, incluye una cartera de proyectos: 400 MW están ya en construcción -incluido Port Augusta-, y más de 1.000 MW que se encuentran en distintas fases de desarrollo.

Las autoridades australianas están haciendo lo mismo que otros países a la hora de apostar por las energías renovables y dejar a un lado los sistemas convencionales. En 2019, el 21% de la producción de electricidad provino de fuentes renovables y el objetivo es llegar al 48% o incluso superar ese porcentaje en 2030.

Naturgy, en la misma línea

El presidente de Naturgy, Francisco Ryenés, está siguiendo los mismos pasos en su apuesta internacional por las energías verdes y por adentrarse en los países con más proyección en este campo. Además, Australia es un país que ofrece garantías regulatorias, lo que da una gran seguridad a la hora de invertir en proyectos.

La eléctrica acaba de recibir la luz verde para construir un parque eólico de 70 MW. El proyecto estaba paralizado por problemas medioambientales y el Tribunal de Tierra y Medioambiente de Nueva Gales del Sur ha revocado la decisión anterior de las autoridades de planificación del Estado australiano, que denegaba la aprobación de la instalación.

El proyecto, denominado Crookwrll3, será desarrollado por Global Port Generation (GPG), la empresa conjunta de Naturgy con Kuwait Investment Autority (KIA). El grupo, a través de GPG -sociedad en la que Naturgy posee un 75%-, se adjudicó en septiembre pasado la construcción de un parque eólico de 107 MW, ubicado en el Estado de Victoria, denominado Berrybank-Stage 2, con una inversión prevista de 215 millones de dólares australianos, unos 131 millones de euros.

Con este proyecto, la cuarta inversión que Naturgy realiza en Australia a través de GPG, el grupo alcanzará una capacidad renovable de 600 MW en la región. Incluye el parque eólico Crook 2 (96MW), actualmente en operación; Berrybank Stage-1 (180MW), que está previsto entré en operación próximamente; y Ryan Corner (218 MW), adjudicado recientemente por Snowy Hidro.

Aparte de estos proyectos ya en marcha, Naturgy tiene en cartera otros permisos para el desarrollo de más de 400 MW de capacidad adicional. La compañía pretende alcanzar en los próximos tres años una capacidad global de más de 1.300 megavatios de potencia instalada en Australia.

Artículos relacionados