CaixaBank coloca su tercera emisión de participaciones preferentes convertibles en acciones

Caixabank
Caixabank

CaixaBank ha lan­zado su ter­cera emi­sión de par­ti­ci­pa­ciones pre­fe­rentes even­tual­mente con­ver­ti­bles en ac­cio­nes, por un im­porte de 750 mi­llones de euros y cupón del 5,875%. Se trata del cupón AT1 más bajo de un emisor es­pañol desde el inicio de la pan­demia COVID-19, a pesar de ser la emi­sión con fecha de amor­ti­za­ción an­ti­ci­pada más larga.

Estas participaciones preferentes son perpetuas, con posibilidad de amortización anticipada del emisor a partir de octubre de 2027. Los mas de 4.100 millones de euros de demanda es la mayor suscripción de libros para un AT1 español en 2020 (más de 5 veces sobresuscrita) y ha permitido un estrechamiento del cupón en un 0,5% desde el nivel inicialmente ofrecido de 6,375%. El nivel final supone que CaixaBank no ha tenido que pagar ninguna prima de nueva emisión respecto a la cotización de mercado de sus bonos en secundario, dada la elevada calidad de la demanda. Destaca la fuerte participación de inversores extranjeros que representan una adjudicación superior al 90%.

Mejora de los ratios de solvencia y la estructura de capital

Esta nueva emisión refuerza los excelentes ratios de solvencia de CaixaBank, hasta un 14,3% (Tier 1) y hasta el 16,5% (Capital Total). La transacción, además de fortalecer y optimizar la estructura de capital del banco, convierte a CaixaBank en el primer banco español en realizar una emisión de AT1 con el único objetivo de completar el peso de diferentes instrumentos de capital para cumplir con los requerimientos discrecionales, el conocido como Pilar 2.

La emisión permite liberar hasta 47 puntos básicos de CET1 que incrementan por tanto el colchón de este requisito sobre los mínimos regulatorios. Además, los valores AT1 contribuirán a reforzar la ya sólida posición MREL hasta el 23,8% (frente al requisito del 22,7%) y reforzarán también el ratio de apalancamiento, que ya se sitúa en el 5,1% por encima del requisito de 3%.

Esta es también la primera emisión de la entidad presidida por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar en mercado de capitales desde el anuncio de su acuerdo de fusión con Bankia. El amplio apoyo de inversores nacionales e internacionales a la emisión demuestra, una vez más, el gran respaldo y la confianza de los inversores tanto en el nuevo instrumento AT1, como en el crédito y solvencia de CaixaBank y sus perspectivas de futuro.

Standard & Poor’s ha asignado una calificación de BB a esta emisión. Los bancos colocadores han sido Barclays, Bank of America, CaixaBank CIB, Morgan Stanley y Societe Generale.

De esta manera, CaixaBank ha completado su tercera emisión de deuda institucional en 2020 y primera de AT1 desde 2018, tras haber emitido Deuda Senior No Preferente a 5 años en enero y Deuda Senior Ordinaria en formato social COVID-19 a 6 años el pasado mes de julio.

Artículos relacionados