ANÁLISIS

El suave pero constante descenso de los fondos de inversión y los tipos de interés

La vieja má­xima de que "los ren­di­mientos fi­nal­mente siempre ganan frente a la se­gu­ri­dad" está en cua­ren­tena

Fondos de inversión.
Fondos de inversión.

En 2018 había en España 642 fondos de in­ver­sión con 15 años de an­ti­güe­dad. Un año des­pués, sin pan­demia pero con bajos tipos de in­te­rés, se con­ta­bi­li­zaron 23 me­nos. A me­diados de sep­tiembre se ace­le­raba la re­ti­rada de par­ti­ci­pa­ciones en los fondos del mer­cado mo­ne­tario en los EEUU. El papel co­mer­cial, bonos y obli­ga­ciones con ven­ci­miento a menos de un año, perdía atrac­tivo frente al papel so­be­rano.

Los prime funds (fondos del mercado monetario) estaban en la primera línea de fuego porque a pesar de su mayor rendimiento sobre el papel soberano, la seguridad de esas inversiones perdía consistencia.

El pasado mes de marzo la retirada de participaciones ascendió a 4.000 millones de dólares, un récord desde octubre de 2016. Los partícipes se inclinaron por la renta soberana, aunque su rendimiento sea inferior. La vieja máxima de que "los rendimientos finalmente siempre ganan frente a la seguridad" está en cuarentena.

Las expectativas de subidas de los tipos de interés se ha disipado desde que la Reserva Federal ha renunciado a reaccionar cuando la inflación aumente por encima del 2% y permanezca en esa cuota o en otra superior durante bastante tiempo. Hasta 2023 los tipos de interés continuarán prácticamente a ras de tierra, afirma Michael Mackencie, en su columna del Financial Times.

El ahorro de empresas y familias tanto en EEUU como en España está acudiendo preferentemente a los depósitos bancarios. En la Revista Consejeros, Pablo Fernández , profesor del IESE, comenta que, en un mercado como el español, menos profundo y sofisticado que el estadounidense, la rentabilidad de los fondos de inversión en los últimos 15 años, ha sido del 2,6%, inferior al 3,88% de los bonos estatales y al 5,7% del IBEX.

La evolución de los fondos de inversión en España muestra una caída tanto en su número como en su valor patrimonial. EAl 31-12-2007, aquellos días de vino y rosas, el número de fondos ascendía a 3.05, con un valor patrimonial de 238.717 millones de euros. A finales de 2012 el número de fondos se había reducido hasta 2.611 y el patrimonio administrado era de 122.322 millones de euros.

El elevado número de fondos de inversión existentes en España no responde solo al atractivo de su alta rentabilidad sino que en buena medida obedece al tratamiento fiscal que le han dispensado los distintos gobiernos. Así pues, mientras el inversor individual que obtiene beneficios paga en su declaración anual de renta por los rendimientos de capital de sus inversiones, los fondos gozan de exenciones más atractivas.

La pandemia y sus sobresaltos

Llegada de la pandemia con todos sus sobresaltos. El número de fondos con menor rentabilidad se confirma. No obstante, algunos de ellos han conseguido mantener su rentabilidad: es el caso de GPM que ha ido vendiendo títulos desde febrero quedándose en su cartera con solo una docena. Entre los títulos conservados, como es el caso de Amazon, su cotización se ha revalorizado.

Por otro lado, no hay que echar en saco roto que entre los fondos residentes en España el más exitoso obtuvo una rentabilidad total en ese período de15 años del 366%. Asimismo, 138 fondos superaron la rentabilidad de los bonos del Estado en los últimos 15 años, mientras 75 fondos mejoraron la rentabilidad del IBEX.

El lector interesado puede consultar el próximo número de la Revista Consejeros, sin olvidar que la Reserva Federal y el BCE están firmemente comprometidos con una política de tipos de interés bajos, incluso si la inflación se situase por encima del 2% durante varios años. El nivel de empleo y la tasa de actividad son también objetivos prioritarios de la política monetaria. Una sólida salvaguardia para los inversores en activos empresariales.

Artículos relacionados