BOLSA

Telefónica trata de ganar músculo entre especulaciones

Álvarez Pallete im­pulsa el ne­gocio ex­terno como clave de la ex­pan­sión

Presentación resultados Telefónica.
Presentación resultados Telefónica.

En medio de las du­dosas es­pe­cu­la­ciones sobre el po­sible in­terés de Deutsche Telekom, apenas apa­ci­guados por la in­ten­ción del Gobierno de poner coto a las po­si­bles opas en las con­di­ciones ac­tuales del mer­cado, Telefónica sigue im­pul­sando su plan de ne­gocio ajena a cuentos ex­te­rio­res. La ope­ra­dora ha anun­ciado en estos días su in­ten­ción de in­vertir del orden de 5.000 mi­llones de euros en una fi­lial para el des­pliegue de fibra óp­tica en Alemania, en la que ten­dría una po­si­ción mi­no­ri­ta­ria.

Si todo va conforme a lo previsto y se cumplen las condiciones por todas las partes, el acuerdo podría cerrarse incluso a finales de este mismo mes de octubre, según algunas fuentes.

La participación en el negocio de fibra en Alemania ha sido un objetivo prioritario de la operadora española en los últimos meses. En este sentido, ha estado trabajando en la creación de una estructura financiera destinada a impulsar esta actividad en el principal motor económico europeo. Su intención es la de participar en esta filial a través de Telefónica Infra, la nueva unidad de infraestructuras de acuerdo con el plan estratégico fijado el pasado noviembre, aunque no se descarta tampoco que.su filial alemana, Telefónica Deutschland Holding, pueda tener también una pequeña participación accionarial.

El plan de la operadora española pasa por generar un nicho de negocio en las áreas de menor cobertura para asentar su actividad en el despliegue de fibra en Alemania, con un modelo neutral, mayorista y abierto a socios financieros. Con este último punto, Telefónica busca limitar su exposición financiera a este proyecto y evitar a toda costa verse obligada a consolidar deuda.

Uno de los grandes retos de Telefónica en los últimos años ha sido la reducción del apalancamiento, su principal punto débil, gran obsesión del mercado, y bajo ningún concepto se contempla un posible aumento de la deuda. Al contrario, el grupo espera cerrar el tercer trimestre con una deuda financiera neta claramente por debajo de los 37.000 millones de euros, que en la actualidad es del 3,2 veces el Ebida. El objetivo para este año es de 2,9 veces tras afrontar los importantes pagos previstos en este mes de octubre.

Por otra parte, la operadora ha solicitado además a la Comisión Europea la autorización inmediata a la nueva sociedad creada en el Reino Unido de la mano de Liberty. Ambas compañías consideran que la fusión aumenta la competitividad del mercado británico al ser la única entidad integrada con servicios de fijo y móvil además de British Telecom. En este sentido, se oponen a que el caso sea transferido a la autoridad británica de la competencia al considerar que la autorización regulatoria alargaría los plazos para el cierre de la operación previsto inicialmente para el segundo semestre del próximo año.

Operaciones destinadas a recuperar más pronto que tarde la confianza de los inversores. De momento, su cotización se ha tomado un respiro después de situarse en su nivel más bajo en cerca de 20 años. En la última semana ha recuperado un 10%. Aunque eso apenas le ha servido para reducir su caída anual ligeramente por debajo del 50%., los expertos técnicos creen que es el primer paso para acercarse de nuevo hacia la cota de los 4 euros por acción, donde ahora encuentra su principal resistencia.

Artículos relacionados