LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, con la miel en los labios

Aunque dé­bi­les, los datos de ac­ti­vidad pa­recen con­firmar una re­cu­pe­ra­ción de la eco­nomía más en Estados Unidos que Europa. Esta dis­creta me­jora junto con el op­ti­mismo sobre nuevos es­tí­mulos fis­cales y la mayor es­ta­bi­lidad del es­tado de salud de Trump, ha ani­mado a los ope­ra­dores a re­tomar po­si­ciones con in­ten­si­dad, es­pe­cial­mente en grandes va­lores muy cas­ti­gados como Telefónica, Repsol o IAG.

El Ibex 35 se ha permitido el lujo de tantear la cota de los 7.000 puntos con una subida del más del 3% en el acumulado de la semana pasada, para quedarse con la miel en los labios en el último momento. Los inversores, sin embargo, creen que lo peor del mes de septiembre ha pasado ya y que esta cota sicológica puede caer en las próximas horas o días en una nueva fase alcista que volvería a tener su tope sobre los 7.800 puntos.

En cualquier caso, recuerdan los expertos, esta recuperación estaría muy lejos de la protagonizada por los indicadores norteamericanos que se mantienen cerca de la zona de máximos históricos pese a los ajustes de septiembre a la espera de un acuerdo para un nuevo paquete de estímulos ya para noviembre, una vez realizadas las elecciones.

En Europa, entre tanto, el mercado sigue muy pendiente de las negociaciones del Brexit, ya en su recta final. Un tema que condicionará a la renta variable europea en los próximos días junto con la preocupación por el impacto de la segunda ola de la pandemia. La creciente amenaza de nuevas restricciones, especialmente en España, obligará a los inversores a adoptar medidas de prudencia con riesgo de desbaratar la recuperación de las bolsas.

Un escenario al que se sube también la nueva temporada de resultados semestrales con un importante protagonismo. Los expertos confían en una mejoría general de las cuentas durante los meses el tercer trimestre del año, cuando la pandemia ha dado un pequeño respiro. De no ser así, las dudas volverán a asaltar a los mercados de renta variable.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de producción y de inflación centrarán buena parte de la atención de los mercados financieros en una semana que volverá a estar marcada por el vencimiento de derivados.

Hoy lunes, de momento, será especialmente atípico por la celebración de la festividad nacional del 12 de octubre, aunque las bolsas españolas abrirán sus puertas a todos los efectos. Los inversores, sin embargo, no tendrán referencias macroeconómicas.

El martes, mal día para los supersticiosos, se esperan la balanza comercial China, la tasa de paro en el Reino Unido, así como el IPC y el índice de confianza empresarial ZEW en Alemania. También se dará a conocer el IPC en Estados Unidos que podría haber crecido al 1,4% en tasa interanual.

En la sesión del miércoles, los operadores deberán estar atentos a la producción industrial de Japón, al IPC en España, a la producción industrial en la Zona Euro, que se teme se haya podido ralentizar en agosto, y a los precios de producción y al índice hipotecario MBA en Estados Unidos.

La agenda financiera internacional del jueves tendrá como principales citas el IPC de China y los índices de la Fed de Filadelfia y de la Fed de Nueva York, junto a las habituales peticiones semanales de desempleo que llegarán desde EEUU.

La semana se cerrará el viernes con el vencimiento de derivados. Pero, además, habrá que estar pendientes de una importante batería de datos que amenazan con agitar la sesión. Este día se publicará el IPC y la balanza comercial de la Zona Euro, así como las ventas al por menor, la producción industrial y la capacidad de utilización en EEUU, junto al índice de confianza de la Universidad de Michigan. Los expertos confían en que todos estos indicadores vayan mostrando una ligera recuperación de la economía norteamericana.

Artículos relacionados