LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa asienta posiciones

La vo­la­ti­lidad se ha acen­tuado con el salto de año en una in­tensa la lucha entre los que hacen caja tras las re­va­lo­ri­za­ciones del 12% lo­gradas por el mer­cado es­pañol y las com­pras aus­pi­ciadas por el prin­cipio de acuerdo co­mer­cial entre China y EEUU. Pero ahora está el factor de la ten­sión en Irán.

En este tira y afloja, marcado también por las tensiones geopolíticas en Oriente Próximo, el índice Ibex 35 ha acabado perdiendo un 0,6% en el conjunto de las cuatro últimas sesiones. Con todo, ha logrado consolidarse sobre la cota de los 9.600 puntos.

Una buena noticia, pues; aunque el mercado español ha estado a la cola en cuanto a las subidas en 2019, salvo el Footsie inglés con un avance similar; lo cierto es que ha asentado las bases de una nueva fase alcista para el corto plazo, cuyo principal techo se encuentra ahora cerca de los 10.000 puntos de Ibex.

Expectativas que vendrán marcadas por la estabilidad política tanto fuera como dentro de España. El Brexit y las elecciones presidenciales en EEUU acapararán buena parte de la atención financiera por los intereses de las grandes empresas españolas en ambas zonas. Telefónica, Iberdrola, IAG y Santander serán especialmente sensibles a todo lo que ocurra en las islas británicas, mientras que ACS o Ferrovial, entre otras, estarán entre las más afectadas por los acontecimientos en el país norteamericano.

La inestabilidad política en España también será un factor clave con un nuevo Gobierno muy dependiente de fuerzas externas y con muy pocas posibilidades de acabar la legislatura y cuyas medidas económicas hacen temer el aumento del gasto y del déficit, así como un frenazo para el empleo.

Los inversores no deberán perder detalle tampoco a otro importante factor: la política monetaria de los grandes bancos centrales. El arranque del mandato de Christine Lagarde al frente del BCE ha estado marcado por un mensaje prudente en línea al de su predecesor Mario Draghi, cercenando las ansias de posibles subidas de tipos por parte del mercado. Cabe esperar, por tanto, una ampliación del período de tipos bajos que tanto está dañando los intereses del sector bancario en Europa.

También se descartan fuertes movimientos en la tasa de interés norteamericana para no interferir en exceso en la campaña electoral.

Pese a que en general es un escenario complicado, los operadores se están decantando en sus previsiones anuales por un ligero crecimiento de las bolsas de forma similar al registrado el pasado año con rentabilidades del orden o por encima del 10%.

Calendario semanal de Bolsa

Después del largo período navideño, marcado por las fiestas, los mercados financieros arrancan el nuevo año con una infinidad de indicadores de actividad, producción, confianza y empleo que obligará a los inversores a poner los pies aterrizar con la máxima rapidez.

Hoy lunes, pese a ser festivo en España, Día de Reyes, las bolsas españolas abrirán sus puertas con total normalidad, aunque si se dejará sentir un menor volumen de negocio. Los inversores deberán estar además atentos a la batería de datos de PMI en China, la Zona Euro y EEUU, así como a los indicadores de ventas minoristas en Alemania y los precios de producción en la Zona Euro.

El martes se publicarán las cifras de inflación y ventas al por menor en la Zona Euro y desde EEUU llegarán la balanza comercial, los pedidos de bienes duraderos y el ISM no manufacturero.

La agenda financiera internacional del miércoles vendrá marcada por los indicadores de confianza consumidora, clima empresarial y sentimiento económico en la Zona Euro, mientras que en Alemania se darán a conocer la confianza consumidora y los pedidos industriales. Al otro lado del Atlántico apenas destacan las cifras de empleo privado de la encuesta ADP.

Para el jueves, la atención se centrará en la inflación china, en la balanza comercial alemana y en el paro de la Zona Euro.

En la última sesión de la semana, el viernes, destacan la producción industrial en España y el Reino Unido, desde donde también llegará el PIB, aunque casi toda la atención se volcará en el informe de empleo norteamericano cuya publicación se ha retrasado a este viernes debido a los festivos de la semana pasada.

Artículos relacionados