BOLSA

Renta Corporación, muchas limitaciones

La des­ace­le­ra­ción del sector in­mo­bi­liario en los úl­timos meses se está de­jando notar ya en la co­ti­za­ción de los va­lores del grupo. Incluso en com­pañías con mo­delos muy par­ti­cu­lares de ne­gocio como es el caso de Renta Corporación, es­pe­cia­li­zada en la compra de in­mue­bles para su reha­bi­li­ta­ción y pos­te­rior venta o al­qui­ler.

Los expertos creen que este año supondrá la continuación del proceso de ralentización tanto en precio como en número de operaciones observado en 2019 debido al temor a un debilitamiento general de la economía, cuyas previsiones de crecimiento se han reducido ya hasta el 1,6% en medio de la inestabilidad política.

Valores como Renta Corporación están sufriendo en este escenario más fruto de las especulaciones que de la realidad de negocio del grupo, independientemente de algunos rebotes puntuales. Al respecto, la compañía acumula un retorno anual en bolsa del 3% gracias a la inopinada subida del 10% registrada a mediados de mes sin motivos aparentes.

Los expertos, sin embargo, aconsejan prudencia y no dejar que el árbol impida ver el bosque. Este avance, señalan, no debe esconder el progresivo deterioro que muestra el valor desde mediados de 2018 con unos resultados, como los del tercer trimestre del año pasado, más que decepcionantes.

Al respecto, señalan que la pérdida del soporte que encontraba sobre los 3,35 euros por acción ha reducido considerablemente las expectativas alcistas a largo plazo, diluyendo la favorable ecuación rentabilidad-riesgo que algunos operadores estaban utilizando para comprar o mantenerse como accionistas.

Es más, el regreso a la tendencia bajista en un momento delicado para la economía española puede volver a poner en peligro el soporte de los 3 euros, con grandes posibilidades de llevar al grupo inmobiliario hacia su peor nivel en más de dos años. Solo la superación de los 4,24 euros por acción, algo impensable a estas alturas, permitiría apuntar un posible cambio de tendencia.

Pese a su bajo PER, de apenas 7 veces, los expertos se muestran reacios a la acción debido al fuerte requerimiento de inversiones que necesita su negocio y sus limitaciones para generar caja.

Artículos relacionados