BOLSA

REE, electroshock en bolsa

Las aguas bajan muy re­vueltas en Red Eléctrica tras la pre­sen­ta­ción de di­mi­sión de su pre­si­dente Jordi Sevilla por desave­nen­cias con Teresa Ribera, vi­ce­pre­si­denta de Transición Ecológica.

En el trasfondo de esta inopinada salida estarían las injerencias en la gestión del grupo de transporte eléctrico en sus relaciones con la Comisión de Mercados y la Competencia, así como en inversiones consideradas como estratégicas.

En los mercados se especula además con una rebelión dentro de la sociedad ante la oposición de varios consejeros a la dimisión de Jordi Sevilla. El operador del sector eléctrico español tiene como principal accionista al Estado con 20% del capital. El resto del capital se encuentra muy diluido entre fondos de inversión, entre los que destaca Blackrock con algo más de un 3%.

Una batalla interna, Sevilla fue nombrado presidente en 2018 con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno, que ha dejado en shock al mercado y puede dañar tanto la imagen del grupo como su cotización. Tras marcar récords sobre los 19 euros por acción a principios del año pasado, el valor ha entrado en un proceso de consolidación de niveles que empezaba a apuntar a una nueva fase alcista por encima de sus máximos.

Dinámica que ha quedado ahora en cuarentena a la espera de ver cómo responde la cotización a estos movimientos en la cúpula directiva de un grupo clave para la economía española. En cualquier caso, los expertos técnicos continúan considerando a Red Eléctrica como una empresa defensiva de calidad alta que merece la pena tener en cartera ante su proyección alcista de largo plazo.

Artículos relacionados