BOLSA

Eurona, lucha por la supervivencia

La re­no­va­ción del con­trato con Hispasat, el ope­rador es­pañol de sa­té­lites de Red Eléctrica, su­pone un im­por­tante paso ade­lante para Eurona en su pro­ceso de su­per­vi­vencia para man­tener viva su mi­sión de llevar Internet de banda ancha a todos los mu­ni­ci­pios con co­ne­xión de­fi­ciente y se­guir com­ba­tiendo la des­co­ne­xión de la lla­mada España va­ciada.

El acuerdo para la comercialización de la capacidad satélite supone reforzar la alianza desarrollada en los últimos entre ambas multinacionales también incluye la renegociación de las capacidades satelitales con Avanti. Eso supondrá a Eurona una gestión más eficiente y un ahorro de costes de cerca de nueve millones de euros anuales con un impacto directo en su cuenta de resultados, afianzando la estrategia de crecimiento rentable y sostenible.

La renegociación de estos acuerdos se enmarca dentro de un contexto de fuerte competencia en el sector de las ‘telecos’ que obliga a adaptar los precios y ofertas a la realidad del mercado, una práctica de negocio común y frecuente en contratos a largo plazo.

Precisamente, esta operación que ha venido liderada por el equipo directivo de Eurona al más alto nivel, contempla además todos los servicios relacionados con el mercado de Marruecos y permitirá cubrir las necesidades de conectividad de los usuarios al mismo tiempo que se les garantiza un precio más competitivo.

De esta forma, Eurona seguirá trabajando conjuntamente con el operador de referencia en explorar nuevas oportunidades en el sector satélite, teniendo en cuenta su gran solidez frente a la evolución del mercado actual de las comunicaciones, tanto en el ámbito de la conectividad y los datos como en el de la transmisión de contenidos.

Esta buena noticia ha venido a reforzar el rebote alcista puesto en marcha en las últimas semanas para alcanzar una revalorización anual cercana al 30%. También es cierto que venía de tocar mínimos históricos, circunstancia que lleva a los expertos a aconsejar máxima prudencia y no dejarse llevar por movimientos o noticias puntuales.

Aunque el ahorro de costes es notorio, la situación de la compañía está muy lejos de ser idílica. Al respecto, recuerdan el reciente informe de su auditor, Deloitte, advirtiendo de los enormes riesgos de viabilidad tras la profunda reestructuración operativa y financiera acometida en los últimos años con el fin de contener la sangría de pérdidas. A los números rojos de años anteriores debe sumar los seis millones de pérdidas contabilizados al cierre del pasado mes de junio.

Artículos relacionados