BOLSA

Viscofán, plus de confianza

Desde los má­ximos en el ve­rano de 2018, las ac­ciones de Viscofán han en­tra­dado en una fase de irre­gu­la­ridad ex­trema, mo­vién­dose a trom­pi­co­nes, que no le ha ve­nido nada bien.

La acción llegó a perder incluso la cota de los 40 euros en septiembre del año pasado, más de 20 euros por debajo de sus máximos, tras reducir sus previsiones de beneficios.

Los accionistas, sin embargo, confían en que la errática evolución de la compañía en sus cuentas, reflejada en la bolsa, esté llegando a su fin. Para ello cuentan con una previsible mejora en la situación del sector sufrida a lo largo del pasado ejercicio debido a la distorsión del mercado provocada por la gripe porcina africana en China que generó mayores precios y menor demanda.

Pendientes de la reversión de este problema, el grupo especializado en envolturas plásticas para la alimentación mantiene una intensa actividad de crecimiento inorgánico y diversificación geográfica cuyo último hito ha sido el reciente acuerdo para la adquisición de la división de envolturas de colágeno al grupo japonés Nitta Gelatin.

La operación supone la adquisición de la totalidad de las acciones de Nitta Casings en Estados Unidos y Canadá por un importe de algo más de 12 millones de euros al cambio, más un pago adicional de 1,35 millones de euros a abonar en 2021 en función del cumplimiento de objetivos.

Un importante refuerzo para el grupo que recogerá este año, pues no en vano, Nitta Gelatin se ha convertido en una de las marcas líderes de producción de envolturas de colágeno en el mercado norteamericano con una facturación anual en el entorno de los 40 millones de dólares. Destaca además por contar con un centro de extrusión de colágeno en New Jersey (Estados Unidos) y un centro de acabado en Ontario (Canadá), con una cartera de productos que incluye envolturas de colágeno, gel de colágeno, y productos biomédicos basados en colágeno.

Esta actividad ha permitido al grupo contener el deterioro de la cotización para entrar en una fase posterior de consolidación que le ha puesto en una situación idónea para cambiar de forma definitiva la negativa tendencia mostrada en el último año y medio.

La confirmación de esta mejoría, al superar el techo que encontraba en torno a los 47 euros, le ha llevado a activar, según los expertos técnicos, el objetivo de doble suelo hacia los 54,1 euros por acción, lo cual supone un potencial de subida de más del 10% a medio plazo que puede confirmar una fase alcista de mayor calado. Conviene recordar que Viscofán es una empresa defensiva de calidad media alta, lo que supone un plus de confianza.

Artículos relacionados