BOLSA

Banco Sabadell, medidas de refuerzo

Bajo el com­pro­miso de me­jorar la aten­ción y la sa­tis­fac­ción al cliente, el Banco Sabadell ha lle­gado a un acuerdo con Amundi, la mayor ges­tora de ac­tivos de Europa, para ven­derle su ges­tora de fondos por 430 mi­llones de eu­ros.

El banco podría obtener hasta 30 millones de euros adicionales en 2024 en función de los activos bajo gestión de clientes.

El acuerdo estratégico a largo plazo reportará unas plusvalías superiores a los 350 millones de euros al Sabadell y a cambio distribuirá los productos de Amundi a través de su red comercial. La venta incluye la gestora de Sabadell Luxemburgo, pero deja fuera a Sabadell Urquijo Gestión, que seguirá perteneciendo a la entidad española.

A cierre de 2019, el perímetro de activos bajo gestión del banco se ha situado en torno a los 21.800 millones de euros, excluyendo fondos de terceros, y su beneficio neto obtenido ha sido de 34 millones de euros. El cierre estimado de la operación, condicionada a la obtención de las autorizaciones pertinentes, está previsto para el tercer trimestre de 2020.

Para sus clientes supone además la apertura a nuevas oportunidades de inversión y a una gama más amplia de productos, completando la oferta actual de productos de ahorro e inversión y sin que implique cambio alguno en los fondos de inversión y planes de pensiones existentes.

Por lo demás, el banco ha mostrado su disposición, aunque con suma prudencia, a participar en una posible fusión ante las presiones del mercado al sector financiero para acelerar el proceso de concentración con el fin de reducir costes y compensar el negativo efecto de los bajos tipos de interés.

Los analistas han esta venta con cierto optimismo, pues las plusvalías generadas permitirán reforzar las ratios de capital, situando a la entidad en un nivel mucho más cómodo para alcanzar sus objetivos fijados en el plan estratégico presentado en 2018. Aunque supone también deshacerse de un negocio muy rentable que aportó 65 millones de euros en comisiones netas el pasado año.

Los expertos confían en que este tipo de medidas adoptadas ayuden a recortar las incertidumbres y a dar continuidad al rebote puesto en marcha el verano pasado. No obstante, para poder hablar de un inicio de cambio de tendencia al alza, el valor debería recuperar lo antes posible los 1,1 euros por acción.

Artículos relacionados