FMI y otros or­ga­nismos mun­diales alertan al Ejecutivo sobre el parón de la eco­nomía

El aumento de la disolución de empresas manda un aviso al Gobierno

En di­ciembre au­menta un 2,1% la des­apa­ri­ción de com­pañías res­pecto al año an­te­rior

Pequeñas empresas
Pequeñas empresas

La des­ace­le­ra­ción del cre­ci­miento del PIB es­pañol que an­ti­cipa el Fondo Monetario Internacional y otros or­ga­nismos ya se em­pieza a palpar en la ac­ti­vidad em­pre­sa­rial. Los datos re­gis­trados en di­ciembre sobre la crea­ción y di­so­lu­ción de em­presas en 2019 pre­sentan una evo­lu­ción des­fa­vo­ra­ble: nacen menos em­presas que en 2018 y mueren más. La crisis co­mer­cial y la in­cer­ti­dumbre por el Brexit sigue a su vez pe­sando sobre la evo­lu­ción de las em­presas du­rante el pre­sente año.

De acuerdo con el análisis de Iberinform, en 2019 se registraron un total de 34.478 disoluciones de empresas en España, lo que supone un incremento del 2,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Se trata de una cifra que pone negro sobre blanco en cuanto a la situación de desaceleración de la expansión del PIB que atraviesa el país y que ya anticipó el FMI en sus últimos pronósticos.

El organismo rebajó en dos décimas su pronóstico de crecimiento para la economía española en 2020, cuando espera que el PIB español crecerá un 1,6%, igual ritmo de expansión que la institución proyecta para 2021, una décima menos de su estimación del pasado mes de octubre, según refleja la actualización del informe Perspectivas para la Economía Mundial. Es el mayor recorte que realiza entre los países desarrollados.

El FMI atribuyó esta rebaja de sus proyecciones de crecimiento a una desaceleración "más marcada de lo previsto" de la demanda interna y de las exportaciones en 2019. A pesar de esto, la expansión prevista se mantiene por encima de la media marcada para la zona euro en 2020 y 2021, cuando se espera que la eurozona crezca un 1,3% y un 1,4%, respectivamente.

Otras malas noticias

Asimismo, la institución dirigida por Kristalina Georgieva ha revisado a la baja en dos décimas su estimación del crecimiento del PIB de España en 2019. Con todo, es el mejor dato de expansión entre las principales economías de la zona euro, que creció el año pasado un 1,2% en promedio.

Así, desde el Círculo de Empresarios indican que a una economía deprimida no le favorece que se resten recursos económicos productivos del sistema. Y añaden que lo necesario es un fuerte impulso a su crecimiento, no solo bajando impuestos, sino estimulando la actividad con múltiples acciones administrativas que pongan en marcha la maquinaria productiva. Los empresarios describieron el pasado ejercicio como un año marcado por el estancamiento político que ha afectado al desarrollo económico y a la pérdida de confianza.

Disolución de compañías en crecimiento

Con estos mimbres, si analizamos solo los datos relativos al mes de diciembre, el total de empresas disueltas fue de 3.879, un 5,9% más que el mismo mes de 2018. Unos números que reflejan la dinámica que está teniendo en los últimos meses la economía española.

Así, respecto a la localización de las compañías, Madrid es la Comunidad Autónoma donde más disoluciones se declaran (24% del total de casos), según el informe realizado por Iberinform. A ella le siguen Cataluña (20%), Andalucía (11%) y Comunidad Valenciana (11%).

Por sectores, predominan las disoluciones de compañías dedicadas a Servicios, con un 43% del total; seguidas por empresas de Construcción, con un 19%; e Industria con un 8%.

Menos constituciones de empresas

De acuerdo con las cifras de la firma de análisis, en 2019 se registraron un total de 90.853 constituciones de nuevas empresas, un 2,9% menos que en el mismo periodo del año anterior. Solo en el mes de diciembre de 2019 se constituyeron en España 7.667 nuevas empresas, lo que supone un 4,8% más que el mismo mes de 2018.

El número más significativo de constituciones se registró en Madrid (23% del total de casos), seguida de Cataluña (19%) y Andalucía (17%). Respecto al sector de actividad de las empresas constituidas, Servicios supone el 51% del total seguido de Construcción (25%) y empresas industriales (6%).

Además, España soporta los mayores niveles de insolvencia que su entorno. De acuerdo con el último Economic Outlook difundido por Crédito y Caución, el país concluyó 2019 con unos niveles de insolvencia de 552 puntos, lo que supone multiplicar por cinco los niveles previos a la crisis.

Artículos relacionados