BOLSA

Biosearch recupera el tiempo perdido

Las buenas pers­pec­tivas de cre­ci­miento del sector de la salud para este año han puesto de nuevo a Biosearch en el radar de los in­ver­sores des­pués del bache atra­ve­sado en 2019. No en vano, el con­senso del mer­cado es­tima una caída de los in­gresos del orden del 6%, hasta los 25 mi­llones de eu­ros, al cierre del pa­sado ejer­ci­cio.

Un descenso que el grupo achaca a la caída de la venta de probióticos, su principal área de negocio, debido a la mala planificación de su socio australiano que ha generado un excedente en los inventarios, provocando un año en blanco de pedidos al grupo. A este factor se ha unido en el tiempo un cambio en el modelo distributivo en China y el retraso por motivos regulatorios del acuerdo de distribución con Nestlé.

Eso ha provocado un importante retraso en las ventas, asegura la compañía, pero todos esos ingresos se producirán a lo largo de este año. Lo que devolverá a Bioserarch, según los analistas, a crecimientos de doble dígito en 2020 en línea con los experimentados en 2017.

Para ello será determinante también la evolución del mercado chino pendiente de los acuerdos comerciales con Estados Unidos. La región, incluida India y el sudeste asiático, supone el 12% de las ventas frente al cerca del 80% de Europa, pero con unas perspectivas de crecimiento impresionantes. Al respecto, China representa el 80% del valor total del mercado mundial de leche de fórmula debido a la mayor concienciación en el cuidado de los niños, una actividad de negocio con márgenes muy atractivos.

El mercado está empezando a recoger estas mejores perspectivas y las acciones del grupo biotecnológico no solo han recuperado el euro por acción perdido el año pasado, con un rebote de más del 15%, sino que además ha vuelto a recuperar un claro perfil alcista que apunta hacia los 1,6 euros,

Artículos relacionados