Nadia Calviño ase­gura que esta re­duc­ción es so­por­table y va en línea con otros or­ga­nismos

Menos optimista que Sánchez, el FMI recorta la previsión de crecimiento para España

Rebaja la tasa de au­mento del PIB an­te­rior y la del Gobierno en dos dé­cimas hasta el 1,6%

FMI
FMI

El op­ti­mismo es libre y el pe­si­mismo tam­bién. Pero la sen­sa­ción de que la eco­nomía se con­trae, o crece me­nos, se con­so­lida entre los ex­pertos y los or­ga­nismos mun­dia­les, Así, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha re­ba­jado en dos dé­cimas su pro­nós­tico de cre­ci­miento para la eco­nomía es­pañola en 2020, cuando es­pera que el PIB es­pañol cre­cerá un 1,6%, igual ritmo que en 2021, según re­fleja la ac­tua­li­za­ción del in­forme 'Perspectivas para la Economía Mundial'. Nadia Calviño, vi­ce­pre­si­denta del Gobierno, ha des­dra­ma­ti­zado esta pre­vi­sión. "Va en línea con otros or­ga­nismos y lo an­ti­ci­pado para otros paí­ses", ha seña­lado.

En su actualización del informe 'Perspectivas para la Economía Mundial, y refiriéndose a la economía española, el FMI atribuye esta rebaja de sus proyecciones de crecimiento a una desaceleración "más marcada de lo previsto" de la demanda interna y de las exportaciones en 2019.

De este modo, España sufre la mayor rebaja entre las economías avanzadas por parte del FMI en la proyección de crecimiento para este año, aunque la expansión prevista se mantiene por encima de la media prevista para la zona euro en 2020 y 2021, cuando se espera que la eurozona crezca un 1,3% y un 1,4%, respectivamente.

Asimismo, el FMI ha revisado a la baja en dos décimas su estimación del crecimiento del PIB de España en 2019, hasta el 2%, aún así el mejor dato de expansión entre las principales economías de la zona euro, que creció el año pasado un 1,2% de media.

La institución dirigida por Kristalina Georgieva había advertido el pasado mes de octubre que sus previsiones recogidas en la edición de otoño del informe 'Perspectivas para la Economía Mundial' no tenían en cuenta la revisión a la baja para 2018, 2017 y 2016 que había realizado el Instituto Nacional de Estadística (INE) en septiembre 2019, adelantando que, de haberse incluido en los pronósticos, la proyección de crecimiento del PIB de España para 2019 hubiera sido dos décimas inferior, hasta el 2%.

Calviño desdramatiza la previsión

En respuesta a esta reducción de las expectativas para la economía española, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha señalado que la reducción de las previsiones parara España -dos décimas inferior a la anterior- está "en línea" con la de otros de los "principales" organismos y ha asegurado que el "ajuste" es "más elevado" porque ha tenido en cuenta por primera vez la nueva metodología de cálculo del INE.

"Las previsiones de FMI están más o menos en línea con la de los principales organismos. La verdad es que el ajuste del Fondo ha tenido que ser un poco superior al de otros organismos precisamente porque sus últimas previsiones no habían incorporado la nueva metodología del INE", ha explicado a los medios antes de participar en la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo).

"Por eso el ajuste es más elevado quizás que en otros países, pero todos los organismos coinciden en considerar que nuestro país crecerá durante 2020 por encima de la media de la UE y que esta senda de crecimiento se mantendrá en los próximos años", ha añadido.

Estudio del informe por el Eurogrupo

Por su parte, el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, ha recordado que el Eurogrupo discutirá precisamente este lunes el último informe del FMI sobre la eurozona, que apunta al hecho de que se adentra en una "fase de ralentización del crecimiento".

"Creo que no debemos presentar esto como algo por lo que no podemos reaccionar, se puede reaccionar, nos corresponde discutir políticas presupuestarias,de políticas fiscales, que pueden responder a esta situación", ha expresado el italiano.

El FMI ha rebajado en dos décimas su pronóstico de crecimiento para la economía española en 2020, cuando espera que el PIB español crecerá un 1,6%, igual ritmo de expansión que la institución proyecta para 2021, una décima por debajo de su estimación del pasado mes de octubre, según refleja la actualización del informe 'Perspectivas para la Economía Mundial'.

En el caso de la economía española, el FMI atribuye esta rebaja de sus proyecciones de crecimiento a una desaceleración "más marcada de lo previsto" de la demanda interna y de las exportaciones en 2019.

Artículos relacionados