Los grandes fondos creen que el mer­cado es­pañol sigue lejos de la ma­durez en pre­cios

La inversión en hoteles paga la ausencia de macrooperaciones pero mantiene el vigor

El mer­cado entra en una fase de es­ta­bi­li­za­ción, pero no ba­jará de los 2.000 mi­llones

Hoteles Madrid
Hoteles Madrid

"El es­pañol de­bería ser un mer­cado ho­te­lero entre los 2.000 y los 3.000 mi­llones de euros anua­les, y si no pasa nada ahí se­guirá en los pró­ximos años. Lo de 2018 fue ex­cep­cio­nal, hasta el punto de que la in­ver­sión en ho­teles su­puso casi un tercio de la con­tra­ta­ción de ac­tivos co­mer­ciales en España, casi el doble que en 2016. Por lo tanto, no de­bería servir como re­fe­ren­cia, sobre todo porque la ac­ti­vidad es in­ce­san­te", señalan en una gran con­sul­tora.

A finales de 2018, la cadena tailandesa Minor cerró con éxito su OPA sobre NH Hotel. Una operación que valoró el grupo español en 2.500 millones de euros. Antes, en pleno verano, el gigante Blackstone culminaba con éxito su oferta sobre la socimi Hispania, valorda en cerca de otros 2.000 millones de euros. Han sido las últimos dos grandes operaciones en el sector hotelero. Las cifras de 2019 no han contado con el apoyo de las macrooperaciones.

Sólo por esta razón se explica que la inversión hotelera se haya reducido a la mitad en el año recién terminado, hasta los 2.500 millones de euros según datos de CBRE. Una cifra más que estimable, que devuelve el sector hasta los niveles del año 2015. Fuentes del sector aseguran que pocas veces las cifras de un año han reflejado tan poco la realidad del mercado. Y es que detrás de la contracción del 51% de la inversión desde los 4.900 millones de 2018 se esconde un cierto compás de espera.

"Ha sido un ejercicio de consolidación, en el que el volumen de transacciones ha mantenido la velocidad de crucero. No se ha producido un bajón de la demanda, es sólo que no ha habido operaciones de gran volumen", señalan fuentes del sector, que inciden en que los inversores internacionales han mantenido España entre sus mercados preferentes dentro de Europa. Y auguran un buen 2020 más allá de la incertidumbre política y la desaceleración económica.

Colliers al acecho

La realidad es que el mercado hotelero español sigue lejos de la madurez. Según Colliers, el ingreso por habitación disponible o 'RevPAR' creció en 2019 por octavo año consecutivo. El aumento de los precios está detrás de esta cadena de crecimiento, que segun los expertos no se detendrá porque los hoteles españoles de primerísimo nivel siguen siendo baratos en comparación con los de otras grandes capitales como París, Londres o Roma.

El segmento urbano se ha convertido en un gran foco de atracción para el dinero internacional y ya representa cerca del 45% de la inversión en construcción o mejoras de establecimientos. Varios hoteles de lujo abrián sus puertas este año 2020 al calor de una demanda creciente. Cada vez llegan más turistas, que en 2019 gastaron un 3% más que el año anterior. El crecimiento del perfil del viajero urbano está detrás de esta mejora.

Según un informe de la consultora STR fechado en el pasado mes de septiembre, los mercados hoteleros de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga y Valencia se encuentraban entre los diez que más crecían en Europa el año pasado. Tendencias que también se traducen en un aumento de la ocupación. Según Colliers, la ocupación ha pasado en cinco años desde el 61% hasta el 69%. Cifras que avalan el interés de los grandes fondos por un mercado caliente que según la consultora acapará una inversión de unos 2.300 millones en 2020. Más allá de las cifras, la rueda sigue girando.

Artículos relacionados