MONITOR DE LATINOAMÉRICA

Es la se­gunda re­gión más atrac­tiva del mundo para in­vertir tras Europa

Las renovables avanzan en Latinoamérica de la mano de empresas españolas

Niveles his­tó­ricos de in­ver­sión, con Brasil, Chile y México como des­tinos ‘top’

El consorcio español de renovables
El consorcio español de renovables

Latinoamérica se ha con­ver­tido en la se­gunda re­gión del mundo más atrac­tiva para in­vertir en energía re­no­va­ble. Se trata de un sector de ac­ti­vidad y de un mer­cado en el que des­cue­llan las com­pañías es­pañolas (Iberdrola, Naturgy, Acciona, et­c,), muy pre­sentes en los mer­cados clave de la re­gión en ‘energía lim­pia’. Brasil, Chile, México, Colombia, Argentina y Perú son los países más atrac­tivos para la IED y li­deran flujos de ca­pital y pro­yectos en la re­gión.

El mercado renovable en Latam registra un alza sin precedentes de inversión exterior en nuevas instalaciones, con Brasil, Chile y México como países más atractivos para las firmas internacionales, según el último informe de ‘fDi Markets’ de ‘FT’. El análisis destaca que Latam ha superado a Asia-Pacífico y se erige por primera vez en la segunda región más seductora en energía solar y eólica, tanto en términos de gasto de capital como en número de proyectos, sólo por detrás de Europa. Latam anotó niveles récord de IED en renovables en los primeros 10 meses de 2019, con 97 proyectos por 17.800 millones de dólares, frentre a una media anual de 50 proyectos por año desde 2013.

Brasil, Chile y México se ubican entre los cinco principales destinos del mundo para la inversión extranjera en renovables en número de proyectos, junto con España y EEUU, según ‘fDi Markets’. Pese a que Costa Rica genera más del 95% de su electricidad con ‘energía verde’, las grandes economías atraen más inversión. Brasil representa el 40% de todos los proyectos de inversión exterior en renovables, seguido por Chile (29%); México (15%) y Colombia (6%).

El análisis resalta que, aunque la energía hidroeléctrica es fundamental y seguirá teniendo un rol clave, lo eólico y lo solar crecen más rápidamente en Latam. La capacidad instalada eólica en la región avanzó a un ritmo anual del 37,2% en 2010-18, según la Agencia Internacional de Energías Renovables. En 2018, Latam generó el 56% de su energía con fuentes renovables. Para los analistas, la inversión privada en renovables no hidraúlicas en Latam se ve favorecida por una adecuada relación retorno-riesgo, una favorable y diversa geografía, el rápido crecimiento de población y necesidades energéticas y la participacipación de los bancos de desarrollo regionales. Crecimiento eólico y solar Otros informes destacan también el rol especial de Chile, Argentina, Brasil, México y Chile, como el último Índice de Atracción de Energía Renovable de E&Y. Y el último ‘Climatescope’ elaborado por Bloomberg destaca que en 2019 Chile (2), Brasil (3), Argentina (7) y Perú (9) se situaron entre los diez mercados emergentes más atractivos para la inversión renovable, un ránking que lidera la India. Junto a Colombia (puesto 11), estos países encabezaron el top-5 de la energía eólica, solar, biomasa e hidroeléctrica en Latam, gracias a un marco jurídico más sólido, moderno y versátil y a subastas energéticas atractivas.

Panamá (puesto 16 mundial); Uruguay (19); Guatemala (23); México (24) y El Salvador (27) completan las diez primeras posiciones latinoamericanas en una lista en la que Costa Rica es 49 global entre 104 economías emergentes. Chile se consolida como el gran líder regional, amparado en “un rápido proceso de descarbonización, políticas públicas adecuadas, características ambientales y un sector energético más abierto a las inversiones privadas y extranjeras”.

Según un estudio de Moody's el pasado octubre, la energía de Latam duplicará su matriz de energía limpia y en 20 años, hacia 2039, el 70% de la energía tendrá origen renovable. El informe señala que la reducción de los costes de desarrollo de las renovables, principalmente eólica y solar, permitirá que gran parte de la demanda creciente de electricidad en las próximas dos décadas sea ‘limpia’. Brasil, gracias a sus hidroeléctricas, ya cuenta con una participación del 82% de las renovables en su matriz energética, porcentaje que es del 60% para Perú, del 17% para México, del 15% para Chile y del 2% para Argentina.

La presencia de las punteras firmas españolas de renovables no deja de crecer en el área, dodne Brasil es no sólo el líder y uno de los países que más invierte, sino el gran destino español, desde Elecnor a Iberdrola. En septiembre, Iberdrola, a través de Neoenergía, anunció que levantará en Brasil un complejo de 12 parques eólicos por 480 millones. Será el más grande de Latam y empezará a producir en 2022. En mayo, la firma había anunciado inversiones por 4.461 millones para construir nuevas centrales de ciclos combinados y plantas de renovables en México, su otro gran mercado.

Por su parte, Acciona, otro de los grandes actores españoles en México, junto a Iberdrola, EYRA, Gestamp y Naturgy, anunciaba en 2019 haber puesto en operación dos nuevos proyectos en Chile: el parque eólico San Gabriel (Araucania) y la planta fotovoltaica Almeyda (Atacama). Otras firmas españolas con implatación y crecientes proyectos son Abengoa, Siemens-Gamesa, Grenergy, Solaria, Cox Energy, Montealto, GNF, CGS, Fersa, Barlovento, Inveravente, Ibereólica, Bogaris, Ener, T-Solar, Solarpack, Urbaser o Bionor.

Artículos relacionados