BOLSA

Bayer recupera la confianza

Si bien el año pa­sado dejó de co­tizar en los mer­cados es­paño­les, Bayer, uno de los gi­gantes del sector far­ma­céu­tico, sigue pre­sente. Después del abrupto bache por la ad­qui­si­ción de Montsanto, que le ha lle­vado a co­tizar por de­bajo de la media de sus datos his­tó­ri­cos, al­gunos ana­listas creen que ya es el mo­mento de volver a con­fiar en el grupo ale­mán.

Consideran incluso que el mercado se ha pasado de frenada con el fuerte descuento sufrido ante el aluvión de demandas derivadas de las reclamaciones heredadas de su filial americana por el uso del glisofato, una sustancia sospechosa de ser cancerígena, en uno de sus herbicidas. Un proceso judicial que podría acabar en los próximos meses con un megaacuerdo para hacer frente a las más de 42.000 reclamaciones que hay en la actualidad contra el grupo.

De ser ciertas estas especulaciones, la situación de la farmacéutica alemana cambiaría radicalmente, despejando de incertidumbres su camino en Bolsa. Una recuperación que el mercado estaría ya recogiendo al pasar a una tendencia alcista a corto y medio plazo que hacen olvidar las fuertes caídas puestas en marcha en 2015 que llevaron al valor a tocar mínimos absolutos sobre los 53 euros.

Nivel donde logró encontrar suelo firme el año pasado y desde donde ha iniciado un intenso rebote que ha cambiado de forma radical su perfil técnico. En la actualidad, señala David Galán, analista de SelfBank, ha configurado una figura de hombro-cabeza-hombro invertida que parece confirmar el cambio de tendencia al alza.

Esta figura solo se anularía de perder la cota de 60,6 euros. Lo más probable, por tanto, es una continuidad en los avances hacia los 86,6 euros, lo cual supone un potencial de revalorización del 16% desde su actual cotización de mercado. Todo ello reforzado además por una muy buenas perspectivas en cuanto a la mejora de sus resultados al cierre de 2019.

Artículos relacionados