Presentadas las ci­fras de su me­di­ca­mento contra el cáncer de pulmón en San Francisco

Pharma Mar: sin noticias del Nasdaq, pero sigue subiendo

La firma far­ma­céu­tica sigue co­ti­zando al alza en 2020 pese a la fuerte subida de 2019

PharmaMar
PharmaMar

En prin­cipio es­taba pre­visto para el se­gundo se­mestre de 2020, pero el es­treno de Pharma Mar en la Bolsa es­ta­dou­ni­dense aún no se ha pro­du­cido. Lo que sí ha pa­sado es que sus di­rec­tivos han pre­sen­tado sus ci­fras y los úl­timos acuerdos co­mer­ciales en San Francisco (California), mien­tras la co­ti­za­ción ha se­guido su­biendo en España. Terminó 2019 como la com­pañía con el mayor as­censo del Marcado Continuo y los ana­listas si­guen apos­tando por el va­lor. Pero, como en la no­vela de Eduardo Mendoza, se­guimos sin no­ti­cias del Nasdaq.

La compañía gallega Pharma Mar terminó 2019 con una subida anual del 227,5%, lo que la convirtió en la prima del ranking de subida acumulada dentro del Mercado Continuo español. Gran parte de la culpa de ese comportamiento lo tuvieron el comportamiento alcista del primer semestre del año y el rally que protagonizó en la última quincena de diciembre, después de que uno de sus medicamentos contra el cáncer de pulmón abriera una puerta de entrada en el mercado estadounidense.

Y es que la actividad exterior es protagonista de la evolución última de esta empresa española. El comportamiento alcista del primer semestre se debió en gran parte a sus buenas noticias del sí de Australia al Apildin.

Luego vino (en abril de 2019) el anuncio de que había firmado un acuerdo con la farmacéutica china Luye Pharma -que cotiza en Hong Kong- para desarrollar y comercializar su próximo fármaco, el compuesto antitumoral de origen marino lurbinectedina (Zepsyre) para su uso contra el cáncer de pulmón microcítico, y potencialmente en otras indicaciones, en China, Hong Kong y Macao. Y, por último, vino su presentación en la conferencia anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica.

El rally de diciembre último tuvo que ver también con la lurbinectedina (Zepsyre), tras la firma de un acuerdo de licencia en exclusiva con la biotecnológica Jazz Pharmaceutical para comercializar en EEUU este compuesto antitumoral.

El pacto prevé que PharmaMar reciba un pago inicial de 200 millones de dólares, y podrá percibir pagos adicionales de hasta 250 millones de dólares conforme vaya cumpliendo determinados hitos regulatorios. A ello se sumarían otros 550 millones de dólares adicionales por objetivos comerciales, además de royalties sobre las ventas netas de este fármaco, de entre el 10% y el 30% (ver capitalmadrid del 31 de diciembre de 2019).

A la espera del Nasdaq

Mientras tanto, la aventura de salir a cotizar en el Nasdaq ya fue anunciada formalmente por Pharma Mar en septiembre de 2018, cuando el 7 de septiembre enviaba a la CNMV un hecho relevante en el que comunicaba “su intención de realizar una oferta registrada de "American Depositary Shares" representativas de sus acciones en los Estados Unidos de América”, cosa que a su vez formaba parte de la estrategia presentada en 2014 para la fusión con Zeltia.

“El calendario y los términos de la oferta propuesta, que se realizaría mediante un aumento de capital sin derecho de suscripción preferente a aprobar por el Consejo de Administración dentro de los límites de la delegación de la junta general, aún no han sido determinados”. Señalaba el comunicado de septiembre de 2018.

Para ello, y según relataba aquel hecho relevante, “la Sociedad ha presentado de forma confidencial un borrador de documento de registro conforme al Formulario F-1 ("Form F-1") ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (U.S. Securities and Exchange Commission), pero todavía no es efectivo. La realización de la oferta propuesta está sujeta a condiciones de mercado y otras condiciones habituales, incluyendo la efectividad del Formulario F-1”.

Pues bien, a pesar de que a principios del verano pasado los directivos de Pharma Mar reavivaron la llama del Nasdaq (ver capitalmadrid de 15 de julio de 2019), la realidad es que aún no hay noticias sobre ello. Es cierto que una salida a este mercado, sobre todo después de sus últimos acuerdos comerciales, supondría la apertura de oportunidades para que inversores estadounidenses, más acostumbrados a los proyectos biotecnológicos cotizados, pusiesen dinero encima de la mesa y dieran más recursos a la empresa.

Los analistas apuestan a una subida exponencial si este hecho se produjera, pero aún son muy prudentes. De hecho, los últimos precios objetivo de Pharma Mar apuntan a cifras con un potencial de crecimiento cercano al 30%, oscilando entre los 4,67 euros por acción del consenso de Facset y los 4,99 euros del consenso aglutinado por Reuters. Los últimos acontecimientos apuntan a un optimismo razonable, pero la salida a cotizar en Nueva York todavía tiene sus incógnitas.

Para empezar, no se sabe –ni se sabrá antes de tiempo- la fecha, porque la legislación estadounidense sobre salidas a Bolsa es muy estricta y prohíba cualquier filtración o noticia en los tres meses anteriores. Mientras se cumplimentan los formularios y se transmite la información requerida, el silencio debe de ser absoluto.

Y una vez que se rompa, esperemos que con la aprobación definitiva por parte de la U.S. Securities and Exchange Commission, comienza la segunda parte de la operación que empieza con la mala noticia de una ampliación sin derecho de suscripción preferente.

Dependiendo del tamaño de esta operación de ampliación de capital, la dilución será mayor o menor y, en función de ello, la cotización se verá más o menos afectada. De ahí que las previsiones de los analistas y sus precios objetivo no tiren las campanas al vuelo a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

Desde el punto de vista empresarial las cosas parecen ir bien y de ahí los potenciales de revalorización que ahora maneja el mercado. El siguiente escalón, el del estreno en Nueva York, aún guarda algunos interrogantes.

De momento, después de protagonizar la mayor subida de 2019 en el mercado continuo, ha continuado subiendo en 2020, con un incremento de su cotización del 10% desde el 1 de enero hasta el cierre del día 13. No es mala señal.

Artículos relacionados