Exportar fuera de Europa re­quiere un mayor grado de pro­tec­ción

Colonizadoras rentables y eficientes: exportar para crecer

Las pymes al­canzan un mayor grado tec­no­ló­gico cuando aceptan vender en el ex­te­rior

Exportar
Exportar

La ex­por­ta­ción cons­ti­tuye uno de los frentes de ba­talla ante la pró­xima des­ace­le­ra­ción en los mer­cados mun­dia­les. La pugna co­mer­cial entre Estados Unidos y China, la sa­lida del Reino Unido de la Unión Europea y el de­li­cado mo­mento que atra­viesa la eco­nomía ale­mana pueden ace­lerar el en­fria­miento eco­nó­mico que se ave­cina. El es­tudio de los téc­nicos del BCE de­muestra con cla­ridad me­ri­diana la im­por­tancia que ha co­brado entre las em­presas eu­ro­peas, y las es­paño­las, la aper­tura hacia los mer­cados fo­rá­neos. El aná­lisis ofrece una ra­dio­grafía de las pe­queñas y me­dianas em­presas (pymes) de la zona euro.

Quizá la más contundente conclusión a la que llega este trabajo es que la salida a los mercados exteriores supone una opción para mejorar no sólo la rentabilidad de las compañías, sino también su eficiencia, en un momento en que el manejo de gastos a ingresos va a jugar un importante papel en los próximos años.

Las empresas que colocan parte de su producción en los mercados exteriores parecen mejor preparadas para afrontar el futuro. Las pymes exportadoras “tienden a contar con fuentes de financiación externa más diversificadas, lo que, junto con el hecho de que son más innovadoras, puede sugerir que tienen que ser más intensivas en capital para poder competir en los mercados internacionales”, señala el informe del BCE.

Las empresas europeas más pequeñas exportan más de un tercio de su producción fuera de sus mercados de origen, pero conforme aumenta el tamaño de estas compañías, la actividad exterior es más importante, ya que “más de la mitad de las empresas medianas y grandes exportan fuera del mercado nacional”.

Vender fuera de la UE

Las pymes exportan sobre todo en los mercados europeos, pero “un porcentaje significativo de ellas también exportaron fuera de la zona y casi la mitad de sus exportaciones se dirigieron fuera de Europa”. El estudio señala que “los mercados de fuera de la zona del euro son especialmente importantes para las pymes del sector industrial, y América del Norte es el destino más común de las exportaciones de las pymes de los sectores industrial y de servicios.

Estas pymes, que exportan fuera de Europa “son más innovadoras y suelen financiar sus actividades con fondos propios y con préstamos subvencionados en mayor medida que las empresas que solo exportan dentro de Europa”, indica el estudio.

El trabajo de los técnicos del BCE asegura también que un porcentaje mayor de estas empresas señala que obtienen financiación mediante capital en forma de acciones. Necesitan contar con un mayor colchón de seguridad que en el caso de que vendan su producción a países de la Unión Europea.

Artículos relacionados