El Banco de España enfría los rumores sobre una inminente fusión entre BBVA y Bankia

"No se puede hacer una fu­sión a cual­quier pre­cio", de­clara la sub­go­ber­na­dora Maragarita Delgado

Ignacio Goirigolzarri
Ignacio Goirigolzarri

La sub­go­ber­na­dora del Banco de España, Margarita Delgado, ha de­cla­rado este martes que "no se puede hacer una fu­sión a cual­quier pre­cio", sino que, en su opi­nión, "tiene que ge­nerar si­ner­gias", por lo que debe pre­sen­tarse un plan de ne­gocio "viable, cohe­rente y creí­ble".

Así lo ha señalado Delgado durante su intervención en un desayuno informativo sobre la unión bancaria europea organizado por el Club Diálogos para la Democracia y Unicaja, después de que se le preguntara por una posible fusión entre Bankia y BBVA y la supuesta intención del nuevo Gobierno por impulsarla.

Todo el Madrid financiero está inundado estos días de rumores sobre una supuesta fusión inminente entre los dos bancos, tras la imputación del BBVA en el caso Villarejo y la necesidad de evitar males mayores para el banco bilbaíno por una evidente pérdida de reputación, con un coste elevadísimo en su cuenta de resultados.

Según estas versiones, a raíz de que Carlos Torres se haya negado a facilitar información al Banco Central Europeo y el Banco de España sobre el informe forensic realizado sobre la participación del BBVA en el caso, obligando a la máxima autoridad bancaria europea a requerirlo al juez García Castellón, que instruye el caso, el BCE sospecharía de la existencia de "males mayores" ocultados deliberadamente por la entidad que presidía el ex presidente imputado Francisco González.

Fusión difícil

La 'número dos' del organismo supervisor ha explicado que la decisión de fusionarse debe provenir siempre de las propias entidades y ha descartado que una operación de este tipo esté determinada por las autoridades.

"Sinceramente estoy un poco sorprendida, creo que no hay nada de esto encima de la mesa", ha remarcado, al tiempo que ha señalado a la importancia de mantener una estructura de gobernanza "adecuada y consistente".

En cuanto al 'caso Villarejo' y su relación con el BBVA de Francisco González, Delgado ha preferido evitar hacer cualquier comentario, escudándose en el secreto de sumario, al que ha pedido respeto.

Por otro lado, ha asegurado que el Banco de España no opina y es neutral sobre las políticas comerciales de las entidades financieras, siempre y cuando se mantenga la solvencia y la sostenibilidad del sistema. "Se deben buscar palancas para ser rentables en el futuro", ha apostillado.

Con todo, ha señalado que el Banco de España no ha realizado aún ningún estudio empírico que constate un aumento de las comisiones bancarias.

Finalmente, Delgado, que ha afirmado que el organismo supervisor evalúa siempre las políticas que pone en marcha el Ejecutivo por su papel técnico, considera que cualquier subida de impuestos puede afectar a la banca como a otro agente económico. "Habrá que actuar con criterio y responsabilidad", ha advertido.

En cuanto a la posibilidad de imponer un impuesto a las transacciones financieras, conocido como 'tasa Tobin', la subgobernadora ha dicho que "evidentemente puede afectar a los clientes porque afecta a los beneficios y sostenibilidad".

Artículos relacionados