BOLSA

Airtificial, más sombras que luces

El con­trato de Airtificial con KBR, com­pañía es­ta­dou­ni­dense de in­ge­niería y cons­truc­ción, para ser­vi­cios de in­ge­niería de la Fase 1 de una re­fi­nería de Pemex en México le ha ser­vido a Airtificial para frenar la ten­dencia des­cen­dente, hasta cerca de zona de mí­ni­mos.

El importe el contrato se eleva a 5,3 millones de euros, pero lo más importante, señalan los analistas, es la apuesta de la firma norteamericana por el conocimiento y experiencia de Airtificial para el diseño, dirección y supervisión de proyectos especializados en el sector energético, que le servirá para reforzar su posicionamiento en infraestructuras en Latinoamérica.

Este granito de arena permitirá al grupo respaldar el crecimiento de la facturación del 44% registrado al cierre del pasado mes de septiembre, hasta los 63,5 millones de euros. La compañía confía en que la mayor facturación fruto de la fusión de Inypsa y Carbures se vea además reforzada por los contratos firmados y no ejecutados por valor de más de 155 millones de euros, proporcionando una mayor visibilidad del negocio para los próximos ejercicios después de cerrar el tercer trimestre de 2019 con unas pérdidas de 32 millones de euros, un 31% más.

A raíz de estas mejores perspectivas, el valor había subido cerca de un 20% en el tránsito del cambio de año para recuperar la cota de los diez céntimos por acción con un creciente volumen de actividad. Sin embargo, pese a frenar las caídas y rebotar desde zonas de soporte delicadas los analistas técnicos consideran que el valor sigue siendo netamente bajista mientras no supere el nivel de los 0,185 euros por acción.

Así lo ha puesto en evidencia el reciente anuncio de la ampliación de capital por al menos 15 millones de euros, pese a estar garantizada por el fondo de inversión Black Toro y sus principales accionistas con el fin de mantener su crecimiento. Para ello, realizará una emisión de nuevas acciones de 0,09 euros de valor nominal tras reducir capital social en una operación acordeón destinada a reestablecer el equilibrio patrimonial.

Esta operación ha anulado el rebote y aleja cualquier mínima posibilidad de un cambio de tendencia real de largo plazo para lo cual debería superar los 0,55 euros. En estas condiciones, los analistas aconsejan mantenerse al margen de este “chicharro” mientras no logre entrar en la senda del beneficio con paso firme.

La compra, dicen, solo sería justificable si se quiere asumir el riesgo de tomar posiciones para aprovechar sus perspectivas de futuro al operar en el sector de la Inteligencia Artificial, un sector enmarcado en las principales megatendencias actuales, pero todavía con mucho que demostrar.

Artículos relacionados