El úl­timo ma­cro­pro­yecto de Estados Unidos por 2.600 mi­llones es el úl­timo gran ejemplo

Banca y analistas renuevan su apuesta por Gamesa ante el auge de las renovables

UBS, Bank of America o Kepler ven un rally de la com­pañía el pró­ximo se­mestre

Siemens Gamesa
Siemens Gamesa

Siemens Gamesa está cam­biando el di­ná­mica que le llevó a que sus ac­ciones tu­vieran al­ti­bajos du­rante 2019. El auge de las ener­gías re­no­va­bles en todo el mundo ha re­no­vado la con­fianza de la banca de in­ver­sión y firmas de aná­lisis en su fu­turo in­me­diato y a medio plazo. Especialmente du­rante el primer se­mestre del año. Un ejemplo es el úl­timo pro­yecto que ha ce­rrado en Estados Unidos, cuya in­ver­sión as­ciende hasta los 2.600 mi­llones de eu­ros. No será el único.

De ahí a que Bank of America, UBS o Kepler Cheuvreux apuesten por un rally de sus títulos en los mercados.

La compañía de renovables mantiene la misma estrategia con la que cerró en 2019. La captación de nuevos proyectos y la fiebre por la sostenibilidad puede beneficiarles, al menos durante el primer tramo del ejercicio. El último tanto que se ha apuntado es su participación en uno de los mayores proyectos de eólica marina en Estados Unidos, un país que quiere aprovechar la capacidad que ofrecen sus dos costas oceánicas.

Y es que Dominion Energy ha adjudicado a SG la condición de suministrador preferente de los aerogeneradores que equiparán el parque Dominion Energy Offshore Wind (DEVOW), que contará con una capacidad de 2,6 GW. Ubicado frente a las costas del Estado de Virginia, el proyecto supondrá una inversión superior a los 2.600 millones de euros.

Este pedido incluye además el mantenimiento de las turbinas, lo que aporta carga de trabajo para más de dos décadas, puesto que la vida útil de estos equipos ronda en la actualidad los 25 años, aproximadamente. Según el plan de negocio de DEVOW, el parque entrará en operación a finales de 2026. En este sentido, no es más que una de las líneas que la empresa se ha trazado para ser más rentable durante los próximos años.

Fuerte apuesta en Bolsa

Esta estrategia ha llevado a que banca de inversión firmas de análisis hayan encendido su radar para poner a Siemens Gamesa en el centro. En un último informe, UBS asegura que el perfil riesgo/recompensa del grupo está ahora “más equilibrado, en especial debido a la escasez de catalizadores a corto plazo para sus resultados”.

Al margen de las novedades regulatorias sobre el, los focos están puestos en las negociaciones entre Siemens e Iberdrola para zanjar sus disputas sobre la gestión del fabricante de aerogeneradores, que ha derivado en los tribunales. Pero eso no lleva a que goce de unas malas recomendaciones por parte de los expertos en los mercados.

También, Bank of America sitúa el precio objetivo en los 142 euros. Así, apuesta por la compra de los títulos de la empresa, que está cerca de sus máximos históricos que alcanzó en 2017, cuando superó los 130 euros. El giro previsto en el sector de la energía va “por buen camino (se terminará a finales del segundo trimestre fiscal)”, lo que impulsará la esperada “recalificación de Digital Industries (DI) justo cuando esperamos que los mercados finales se normalicen”, aseguran desde el banco estadounidense.

Siemens Gamesa cerraba 2019 subiendo más de un 18% en Bolsa, pero desde Bank of America consideran que en este año tendrá “mayor margen de subida situando el precio de las acciones 26 euros por encima de su cotización de la actualidad”.

Por otro lado, los analistas de Kepler Cheuvreux elevan su precio objetivo hasta 25 euros por acción desde los 24 euros anteriores. Así, se prevé un año positivo tanto para la matriz germana como para la filial española, que tienen un amplio potencial de revalorización. El camino ya lo ha iniciado.

Artículos relacionados