BOLSA

IAG sobrevuela los 8 euros

La subida de los pre­cios del crudo, el ac­ci­dente de un avión en Teherán y la pro­funda crisis de Boeing son los prin­ci­pales retos que afrontan las ae­ro­lí­neas en este co­mienzo de año. Con todo, el banco suizo UBS con­si­dera que este ejer­cicio será muy po­si­tivo en ge­neral para el sector aéreo con una re­la­ción riesgo be­ne­ficio mucho más equi­li­brada en que meses an­te­rio­res.

Al respecto, los expertos de la firma destacan la mejora de la situación macro que ha permitido afianzar un sólido crecimiento del PIB mundial, lo que sumado a la mayor disciplina de las propias aerolíneas permitirán contrarrestar en buena medida las incertidumbres sobre el encarecimiento del combustible o un incluso un posible recrudecimiento de la guerra comercial, poco previsible pero no descartable a estas alturas.

Como consecuencia de este escenario, en su último informe, UBS ha recomendado a sus clientes comprar IAG, Lufthansa y Ryanair, mientras se posiciona neutral con Air France y Wizz y recomienda deshacer posiciones en easyjet.

En cuanto a IAG, estos analistas consideran que es y seguirá siendo líder del sector con diferencia en el Viejo Continente. Fortaleza que la coloca como la mejor opción para invertir en Europa. Se vería beneficiada además por una salida del Brexit menos agresivo de lo temido tras la decisión del parlamento británico de dar el visto buen al acuerdo negociado por Boris Johnson con la Unión Europea, así como por las mejores perspectivas macro.

A ello se suma un cambio en la dirección del equipo ejecutivo, con Luis Gallego como nuevo Consejero Delegado, que ha gustado entre los expertos del sector. En los foros, de hecho, se empieza a especular con una mejora de sus previsiones en línea con una mayor solidez de sus operaciones a lo largo de este año tras la incorporación de Air Europa.

Una mejora de las expectativas que está recogiendo el mercado. Las acciones de la aerolínea española se han colocado a la cabeza del Ibex 35 con un alza anual cercana al 8% que viene a certificar la tendencia alcista desarrollada desde el pasado verano, aupándola hasta sus máximos históricos. Si mantiene este impulso pronto podría superar la cota de los 8 euros por primera vez en su historia.

Artículos relacionados