El viernes pró­ximo el BCE vol­verá a con­si­derar una mo­di­fi­ca­ción de los tipos

El Ibex-35 sube un 2% en la semana y afronta retos cruciales para los bancos

El Tribunal de Justicia de la U.E. se pro­nuncia el martes sobre las hi­po­tecas re­fe­ren­ciadas al IRPH

Ibex 35
Ibex 35

Tradicionalmente un mal mes para el mer­cado de renta va­ria­ble, las bolsas eu­ro­peas han dado por fi­na­li­zada una se­mana que ha ayu­dado a me­jorar el sen­ti­miento in­ver­sor, es­pe­cial­mente por la reanu­da­ción de las con­ver­sa­ciones entre China y EE.UU., y por la labor que está ha­ciendo el Parlamento bri­tá­nico para evitar un Brexit caó­tico, según es­tima Self Bank. El Ibex 35, contra pro­nós­tico, se re­cu­pera un 2%.

En la sesión del viernes las bolsas han prolongado su buen tono gracias entre otras cosas a las medidas que sigue tomando el gobierno chino para dotar de más liquidez a su sistema bancario, y a la publicación del informe de empleo de EE.UU., que si bien ha evidenciado la desaceleración en el ritmo de creación de nóminas, ha reforzado la idea de que la Reserva Federal bajará los tipos en su próxima cita. Una vez más se cumple esa paradójica regla que hace que el mercado suba ante una mala noticia.

El Ibex 35 ha cerrado el viernes prácticamente plano (-0,03%) y expectante ante lo que pueda ocurrir la semana que viene, que será clave para el sector bancario. El martes se pronunciará el abogado del Tribunal de Justicia de la U.E. sobre el caso de las hipotecas referenciadas al índice IRPH, en el que hay en juego miles de millones de euros en provisiones.

Por su parte, el jueves se celebra la reunión de tipos del BCE, en la que el organismo tomará medidas de flexibilización monetaria. En estos momentos el mercado está descontando una bajada de 10 puntos básicos en la facilidad de depósito y la reimplantación de un programa de compra de activos (QE).

Este viernes sí que han registrado avances otras bolsas europeas como la alemana (+0,54%), francesa (+0,19%) y británica (+0,15%).Wall Street también cotizaba en verde a unas horas del cierre tras conocerse que EE.UU. creó 130.000 nóminas no agrícolas (vs 165.000 esperadas), que su tasa de paro se mantiene en el 3,7% y que el ritmo de aumento de salarios repite en el 3,2%.

A pesar del comportamiento plano del Ibex, ha habido grandes variaciones dentro del mismo. Meliá ha sido farolillo rojo al caer un -4,26%, seguida de cerca porEnagás(-3,72%) y Naturgy(-2,36%) en lo que es quizá un movimiento de cautela los inversores de cara a los posibles cambios regulatorios en el sector del gas.

Por el lado de las subidas ha brillado Indra(+4,69%), eufórica tras adjudicarse la gestión del futuro avión de combate europeo. Destaca también el hecho de que Telefónica acumule diez sesiones consecutivas al alza en las que ha rebotado más del 10%; hoy la prensa apuntaba que el Consejo está estudiando lanzar un programa de recompra de acciones propias.

Tras varias jornadas de fuerte volatilidad en las materias primas, el petróleo y el oro parecen haberse estabilizado hoy, uno en los 1520 dólares/onza y el otro en la zona de 61 dólares/barril Brent.

En el mercado de deuda los inversores han retomado las compras de bonos soberanos haciendo que cayesen las rentabilidades. El bono español a diez años ofrece un 0,17%, el alemán un -0,63% y el estadounidense un 1,55%.

Artículos relacionados