Santamaría (Iberdrola) cree que Europa tiene la oportunidad de liderar la transición energética

Iberdrola
Iberdrola

La consejera delegada de Iberdrola España, Ángeles Santamaría, cree que aunque en Europa las emisiones de dióxido de carbono (CO2) solo supongan un 9% de las que se producen en todo el mundo, el continente "tiene la oportunidad de liderar el cambio desde el punto de vista industrial".

"Ese 9% es suficiente para tomárselo en serio; en China hay planes de reducción de emisiones porque tienen problemas serios de salud, que en Europa el nivel de contaminación sea menos, no es una disculpa, sino que sigue siendo una responsabilidad moral", ha explicado Santamaría durante su intervención en el IV Foro Anual de Energía de 'El Economista'.

En la misma mesa redonda que ha tratado sobre la respuesta que están teniendo las empresas energéticas a las estrategias que definen los objetivos climáticos para 2050, el consejero delegado de Cepsa, Pedro Miró, ha diferenciado tres niveles de impacto por el cambio climático: la racionalización en los activos para reducir las emisiones, dar los paseos necesarios para tratar de ampliar la oferta de productos y ofrecer una oferta "lo más diversificada posible".

Por su parte, el consejero delegado de Energía de Acciona, Rafael Mateo, ha urgido a que la transición energética sea "rápida", ya que opina que no se hace "por capricho", y ha incidido en que "no hay que olvidar el coste de no hacerla", citando desde desastres naturales o a la reducción del PIB en todas las economías.

A su vez, el consejero delegado de EDP, Rui Teixeira, ha aludido al reto político y a su calendario, que es "mucho más corto" que el que tienen que afrontar las empresas de cara a la descarbonización, aunque ha señalado que los gobiernos tienen que crear las políticas fiscales "necesarias" para que se genere empleo.

De su lado, el presidente de BP, Luis Aires, ha puesto de relieve el poco peso que las renovables todavía tienen para cubrir la demanda energética, ya que solo suponen el 25% en todo el mundo, frente al 75% que todavía depende de procesos de combustión y ha defendido que la mejor manera de atajar este problema es imponer un coste sobre el CO2.

Por último, el presidente de Viesgo, Miguel Antoñanzas, ha incidido en la importancia de que la sociedad "entienda y abrace el cambio", algo que cree que no está sucediendo, junto con la gran responsabilidad de las empresas y ha destacado el papel "clave" de las redes para que todos los usuario tengan una energía conectada.

Artículos relacionados