BOLSA

OHL intenta la recuperación

La re­cu­pe­ra­ción y con­so­li­da­ción del euro por ac­ción des­pués de un tur­bu­lento inicio de agosto pa­rece haber re­for­zado la con­fianza en OHL. Todo apunta que en este úl­timo mo­vi­miento ha lo­grado romper por fin el canal ba­jista.

Este extremo se venía desarrollando desde 2014, aunque muchos operadores se preguntan si eso es suficiente para volver a tomar posiciones en la constructora.

El grupo se encuentra todavía en un profundo proceso de transformación puesto en marcha en 2018 con la desinversión de activos entre los que se encuentra la venta de su filial de concesiones por algo más de 2.200 millones de euros.

A lo largo de este mes de agosto, OHL ha logrado aplazar a finales de septiembre el vencimiento de sus avales por 313 millones de euros concedidos por las entidades financieras para sus proyectos en España. El principal objetivo ahora es conseguir tanto un mayor plazo de pago como una ampliación del préstamo hasta los 500 millones de euros con el fin de financiar los nuevos contratos obtenidos por la constructora.

El pasado ejercicio obtuvo adjudicaciones por cerca de 2.700 millones de euros en un entorno complejo y este año la contratación marcha a buen ritmo. Entre las más recientes destaca la lograda en Chile donde ha cerrado un acuerdo con Abertis para la ampliación de 35 kilómetros de una de las principales autopistas del país por 73 millones de euros.

Una consecución de contratos que han permitido al grupo reforzar la solidez y diversificación de cartera, así como su saneamiento con un estricto control y supervisión de los proyectos desde su licitación hasta su entrega, algo de lo que adoleció en el pasado con graves consecuencias.

Todo ello, junto a una estructura de menores costes, ha asentado las bases para que la compañía pueda estar cerca de alcanzar el punto de equilibrio este año, una vez se supere el fuerte impacto en sus cuentas derivado de la venta de su filial de concesiones. En la primera mitad del año todas sus líneas de actividad -Construcción, Industrial y Servicios- han registrado un Ebitda positivo.

Sin embargo, OHL sigue sin conseguir de momento el apoyo de los analistas, cuyo consejo se mueve entre mantener y vender con un precio objetivo medio en torno a los 0,9 euros por acción. Una desconfianza que debería cambiar si la compañía logra sus objetivos de financiación a finales de mes, lo cual podría hacer interesante ir realizando compras selectivas.

Artículos relacionados