MERCADO DE LA VIVIENDA

El precio de la vivienda subió un 8,3% en el segundo trimestre

Los re­gis­tra­dores con­tra­dicen la atonía re­gis­trada por l a en­trada en vigor de la ley hi­po­te­caria

Vivienda
Vivienda

El precio de la vi­vienda re­gistró un in­cre­mento in­ter­anual del 8,3% en el se­gundo tri­mestre del año, según se des­prende del Índice de la Vivienda de Ventas Repetidas del Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España.

Desde el mínimo registrado a finales de 2014, el precio de la vivienda acumula ya un ascenso del 36,2%, por lo que el ajuste acumulado de precios desde los máximos registrados a mediados de 2007, se sitúa en poco más del 12,3%.

Según la estadística inmobiliaria del Colegio de Registradores, el precio de la vivienda "ha seguido manteniendo su fortaleza alcista entre abril y junio". Este dato, sin embargo, contradicen las estadísticas de otros agentes, que advertían de una ralentización del mercado inmobilario como consecuencia de la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria.

En comparación con el trimestre anterior, el incremento del precio de la vivienda ha sido del 2,5%, subida "más moderada que el trimestre precedente, aunque todavía se sitúa en niveles elevados", según los registradores.

Asimismo, el colegio de registradores ha puesto de relieve que en el actual ciclo alcista del mercado inmobiliario hay "focos de especial actividad" como son Baleares, Canarias y Madrid, además de provincias mediterráneas que presentan un comportamiento "muy favorable".

Frente a estos focos "de especial interés", se encuentra la España interior, "donde los niveles de crecimiento no están siendo tan intensos, especialmente en precios".

Bajo su punto de vista, la existencia de un crecimiento del precio de la vivienda "es bueno en la medida que la situación contraria lleva a que se deje de comprar vivienda".

Sin embargo, los registradores han dejado claro que "lo que no es bueno es que dicho crecimiento se intensifique, de modo que se consolide en niveles alejados de los incrementos salariales, crecimiento económico o inflación, ya que en dicho caso el mercado necesariamente se tenderá a ralentizar".

Artículos relacionados