Telefónica expandirá su escuela de programación 42 a Barcelona, Málaga, Valencia y Vizcaya

Telefonica
Telefonica

Fundación Telefónica ha decidido abrir cuatro nuevos campus en España de su innovadora escuela de programación 42 durante los próximos 18 meses, que estarán situados en Barcelona, Málaga, Valencia y Vizcaya y que se suman a los ya establecidos en Sao Paulo (Brasil) y Madrid, para el que ha recibido más de 17.000 solicitudes.

Así lo ha anunciado el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en el acto de presentación de 42 Madrid, que ha contado con la presencia de la ministra de Trabajo, Madgalena Valerio, un campus que abrirá sus puertas oficialmente el próximo 4 de noviembre una vez concluyan las primeras fases de selección.

Álvarez-Pallete ha señalado que en Telefónica confían en contar con la colaboración de otras instituciones públicas y privadas, que comparten la apuesta por la educación digital como elemento de progreso y cohesión social, para está ampliación del proyecto 42 con el que la compañía quiere garantizar la empleabilidad de las personas en el entorno de revolución digital actual.

Desde el pasado 2 de septiembre las instalaciones de 42 Madrid ya recogen la primera de las pruebas finales y definitivas de acceso, denominadas "piscinas", a las que han accedido 300 aspirantes, de los que quedan actualmente 234, que durante 26 días tendrán que superar diferentes evaluaciones y exámenes para logar una plaza definitiva en la escuela.

El proceso de inscripción se abrió el pasado mes de junio y cuanta actualmente con más de 17.000 candidatos, de los que alrededor de 8.000 se inscribieron en las primeras 48 horas. Las plazas para la primera piscina, a la que pueden acceder los que superarán un primer test online, se agotaron en apenas 1,44 minutos y las de la convocatoria de octubre, en 30 segundos.

De entre todas las solicitudes recibidas, el 36% son mujeres, aunque en la primera piscina representan solo el 10% y en la segunda, el 15% del total, porcentajes que en 42 Madrid esperan que sean mayores en próximas convocatorias. Además, el 45% de los participantes viene de Madrid y el 55% de otras provincias y otros países.

La escuela está abierta a estudiantes de cualquier edad a partir de los 18 años y no es necesaria ni formación ni titulación previa. De hecho, entre los primeros alumnos hay personas que no sabían nada de programación antes de incorporarse, con edades que van desde los 18 años hasta los más de 60 e incluso un padre y un hijo.

Durante la fase de piscina, lo alumnos tienen que completar 13 proyectos y superar cuatro exámenes (el final de ocho horas), para los que están dedicando de media más de 12 horas diarias los siete días de la semana. Los participantes destacan el esfuerzo que supone está experiencia, pero también el buen ambiente de esta fase, en el que prima la colaboración y no existe competencia entre compañeros.

Una vez en la escuela, que tiene capacidad para 900 alumnos, la formación dura de media tres años y sigue una metodología basada en proyectos de las diferentes ramas de programación con 21 niveles e incluye dos periodos de prácticas obligatorias en empresas.

APUESTA POR 42 Telefónica ha traído en exclusiva para España 42, una innovadora iniciativa educativa presente en diez países fundada por el vicepresidente de Iliad, Xavier Niel, que se basa en un modelo pedagógico sin profesores tradicionales y con un enfoque en el trabajo entre compañeros, con la que la compañía refuerza su apuesta por adaptar la educación al actual entorno marcado por la revolución tecnológica.

Este espacio de 5.000 metros cuadrados está abierto durante 24 horas los siete días de la semana y dispone de zonas diáfanas para los ordenadores, un auditorio para 150 personas, salas de descanso y ocio, cafetería, una sala de e-sports y salas de trabajo para reuniones.

El centro 42 busca implementar un modelo de aprendizaje en el que no existe la figura del profesor tradicional, sino que se realiza a través de la gamificación y el trabajo en equipo y entre pares ('peer to peer'), aunque hay un equipo pedagógico para ayudar al alumno en caso de que lo necesite.

En la presentación, Álvarez-Pallete ha destacado que en 42 se "aprende a aprender, a tolerar la frustración, a trabajar en equipos" y, en definitiva, "a estar preparado para lo que viene". Así, ha añadido que se aprende "mucho más que código", sin libros, sin profesores, sin horarios y sin barreras.

Por su parte, Niel ha agradecido a Telefónica el haber traído esta iniciativa en España y haber aportado "aún más ambición" que la que tenía el proyecto cuando nació. Así, ha asegurado que el contacto con los participantes le ha ayudada a recuperar la confianza en la juventud y a creer en que se pueden revolucionar la cosas en Europa, no solo estando en Silicon Valley.

La primera escuela 42 surgió de forma simultánea en 2013 en París y Silicon Valley y actualmente estás presente en diez países (Francia, Estados Unidos, Bélgica, Holanda, Marruecos, Sudáfrica, Moldavia, Ucrania, Rusia y Finlandia). Además de los centros ya anunciado, la intención de Telefónica es llevarla en un futuro a otros países donde está presente y a otras ciudades españoles.

Artículos relacionados