Destaca cómo el grupo ha ge­ne­rado 1.137 mi­llones en 18 meses con tipos en ne­ga­tivo

Bankia despeja incógnitas y se compromete a repartir 2.500 millones en dividendos

El con­se­jero de­le­gado Pepe Sevilla es­grime las for­ta­lezas del grupo ante los ana­listas in­ter­na­cio­nales

José Sevilla, Bankia
José Sevilla, Bankia

El con­se­jero de­le­gado de Bankia, José Sevilla, ha tra­tado de des­pejar una de las in­cóg­nitas que han pla­neado en los úl­timos tiempos sobre la dis­tri­bu­ción de 2.500 mi­llones de euros en di­vi­dendos siempre que el CET1 fully loaded su­pe­rara el 12%. Tras el re­co­no­ci­miento a fi­nales de julio de que no se cum­plirá el ob­je­tivo de 1.300 mi­llones de be­ne­ficio en 2020, Sevilla ha mos­trado ante los in­ver­sores in­ter­na­cio­nales la ca­pa­cidad de su grupo de ge­nerar ca­pital pese a un es­ce­nario de tipos en ne­ga­tivo.

Destaca cómo el grupo ha generado 1.137 millones en 18 meses con tipos en negativo

Sevilla (Bankia) defiende el compromiso de repartir 2.500 millones en dividendos

El consejero delegado esgrime las fortalezas del grupo ante los analistas internacionales

José Luis Marco

El número dos de Bankia ha aprovechado su presentación en Londres, en el vigésimo cuarto encuentro de consejeros delegados financiero organizado por Bank of America Merrill Lynch, para despejar algunas dudas que se habían cernido sobre el grupo nacionalizado y sus objetivos ante un 2020 en el que expira su actual plan estratégico.

Tal y como se había comprometido el presidente José Ignacio Goirigolzarri y su equipo gestor, el reparto de 2.500 millones en dividendos se mantiene, siempre que el ratio de capital CET1 fully loaded se situara por encima del 12% (algo que ya ocurría al cierre del primer semestre de este ejercicio).

José Sevilla ha mostrado la capacidad de Bankia para generar capital de manera orgánica, ya que en los últimos 18 meses ha logrado superar los 1.130 millones de euros a pesar del contexto de tipos de interés en negativo.

El consejero delegado de Bankia ha apuntado ante los inversores de la City que su grupo ya cuenta con un exceso de capital acumulado de 515 millones de euros, que se suman a los 203 millones de euros para el pago del dividendo regular al cierre del primer semestre de 2019.

Las dudas sobre el pago de ese dividendo extra al que se habían comprometido los gestores de Bankia se acrecentó a finales de julio cuando el propio José Sevilla reconocía la imposibilidad de lograr los 1.300 millones de euros de beneficio previstos para 2020 ante la política de tipos en negativo del Banco Central Europeo (BCE).

Ese reconocimiento de no poder alcanzar el objetivo del beneficio previsto en el último año de su actual plan estratégico ha acrecentado el castigo bursátil a Bankia, al que también se han sumado las incertidumbres políticas con un Gobierno en funciones y sin oportunidad para desprenderse de parte de su paquete accionarial mayoritario.

Avances

El consejero delegado de Bankia no sólo se ha referido a sus planes de dividendos y de generación de capital ante los inversores presentes en el encuentro en Londres. José Sevilla, como ya hiciera también a finales de julio en la presentación de las cuentas del primer semestre, ha incidido en cómo el grupo ha avanzado en algunos aspectos claves.

Tanto la integración de BMN, como la reducción de los activos improductivos son dos ejes en los que el banco se ha centrado a lo largo de los últimos trimestres. Además, Sevilla ha destacado cómo Bankia ha logrado acelerar su actividad comercial en diversos frentes y tras el paréntesis que se produjo al inicio de asumir la red de BMN

Artículos relacionados