La in­cer­ti­dumbre po­lí­tica por las elec­ciones po­dría re­trasar la de­ci­sión

Las cotizadas preparan una reducción del dividendo por la caída de beneficios

Ence, Red Eléctrica o Viscofan se en­cuen­tran entre las prin­ci­pales can­di­datas

Ence
Ence

Si es di­vi­dendo es para mu­chos aho­rra­dores una clave de­ci­siva a la hora de in­vertir en una co­ti­zada, la cosa se va a poner cruda en mu­chas em­pre­sas. La in­cer­ti­dumbre de una re­ce­sión y la pre­vi­sible caída del be­ne­fi­cio, puede forzar a al­gunas a re­cor­tar­los. En el mer­cado es­pañol, la cos­tumbre fue siempre no cas­tigar en ex­ceso al ac­cio­nista, pero a veces las em­presas no tienen otra sa­lida. Ahora, con la caída de be­ne­fi­cios pre­vi­si­ble, puede haber al­gunas firmas que se vean for­zadas a mo­di­ficar esa po­lí­tica.

Pero no hay mal que por bien no venga. El cisma de la moción de censura nutrió de poca certidumbre a la economía española. Eso suele generar menores inversiones y paralización de muchos proyectos. Si a ello se le une el Brexit o la crispación a nivel global, obtenemos un resultado bastante confuso para el tejido empresarial.

Un termómetro que podemos tomar siguiendo esta línea es el pago de los dividendos a los accionistas. Según diversas fuentes del mercado consultadas, hay compañías que “al captar un menor volumen de ingresos” pueden reducir el pago a sus inversores en la actualidad o en los próximos ejercicios.

Empresas candidatas

Las que tienen una mayor sensibilidad en este sentido son Ence, Red Eléctrica, Viscofan o, en menor medida, Bankia, aunque ésta se mueve por otros parámetros, como es entre otros la necesidad de devolver las ayudas públicas. También BME podría tomar una medida similar. Todo ello puede ser objeto de estudio y en los próximos meses conoceremos cómo evolucionan las compensaciones a los accionistas con cargo a las cuentas de 2019.

En el caso de la papelera, hay algunas firmas de análisis como Citi o Bankinter que consideran que hasta 2020 cuando recupere sus pagos, y eso que la empresa terminó el segundo trimestre del año con unas ganancias de 250 millones de euros. Por el contrario, fuentes del mercado, aseguran que esa decisión puede estar en “stand by” y hasta el “próximo octubre”.

Por su parte, las entidades bancarias sí podrían reducir su dividendo de persistir la sequía de los tipos. Pero muchos cren que no lo harán, dado el efecto social. CaixaBank, por ejemplo, hará un único pago en el mes de abril, lo que ha levantado rumores no confirmados entre los analistas. El consenso del mercado especula que no llegará a los 17 céntimos que abonó el año anterior. Pero hay que destacar que es uno de los más altos del mercado.

Cabe recordar que la entidad bancaria le afectó su plan de ajuste, en el que dio de baja a 2.000 empleados, lo cual supuso que su resultado neto se redujera en un 15%. Lo que sí se puede resaltar es que, debido a su nivel de cotización, su rentabilidad por dividendo será entorno al 8,2%. Casi liderando el ránking de las empresas cotizadas del Ibex 35.

Bankia, Viscofan y Red Eléctrica, también entre las afectadas

Otra enmarcada dentro de este grupo podría ser Bankia. Según JP Morgan, su dividendo puede estar en riesgo. El banco estadounidense asegura que la entidad es más sensible por la situación nueva en el plano de las hipotecas, vulnerable y tiene una rentabilidad “más débil frente a sus pares españoles ante la actual política de tipos”.

De ahí a que los expertos del banco norteamericano afirme que el dividendo de la entidad española pueda estar en "riesgo" ante unos ingresos menores de lo esperado. "Estamos un 20% por debajo de las estimaciones de beneficios del consenso de Bloomberg y, por lo tanto, esperamos más recortes", añade.

Igualmente, Viscofan se encuentra ante un momento complicado dentro de su sector porque sus volúmenes se han reducido en Asia y Europa, según comentan los expertos de Renta 4. Esto afectará en sus cuentas con “una mayor debilidad”, añaden. Por tanto, su dividendo podría descender por segundo ejercicio consecutivo hasta los 1,55 euros desde los 1,59 euros por título.

Red Eléctrica depende de la retyribución

En último lugar, Red Eléctrica es muy probable que tenga muy complicado mantener el dividendo “a partir de 2022”, tal y como sostienen fuentes del mercado. Más aún cuando es una empresa con un apalancamiento bastante alto y con la CNMC pretendiendo limitar su margen de actuación.

Así, los ingresos procedentes de Hispasat, aún pendiente de recibir algunas autorizaciones, y el negocio de telecomunicaciones, podrían no compensar la facturación de el área de la electricidad.

Artículos relacionados