DESDE EL PARQUET

Alantra, prudente consejo

Algunos ope­ra­dores han re­do­blado en los úl­timos meses la vi­gi­lancia sobre Alantra Partner a la es­pera de com­probar los re­sul­tados de la im­por­tante apuesta por las in­ver­siones en el sector in­mo­bi­lia­rio. Para ello, el grupo fichó a fi­nales del pa­sado mes de junio a Juan Velayos, ex­con­se­jero de­le­gado de Neinor Homes, para im­pulsar esta área de ne­gocio de la ges­tora de in­ver­sio­nes.

El objetivo es impulsar los planes de crecimiento de la firma en el sector inmobiliario tanto respecto a su oferta de servicios como de cara a mejorar su diversificación geográfica. Una estrategia cuyos frutos se empezarán a ver en los próximos meses.

La compañía quiere reforzar así aún más su actividad después de cerrar el primer semestre del ejercicio con un beneficio neto de casi 22 millones de euros en la primera mitad del año. Un crecimiento de más del 57% sustentado sobre todo en resultados extraordinarios procedentes de la desinversión parcial en el negocio de la banca privada.

Su principal punto débil en estas cuentas ha sido el descenso superior al 8% de las comisiones de éxito. Eso obliga al grupo a no bajar la guardia y seguir buscando nuevos activos de valor, lo que justifica su último fichaje.

Este comportamiento irregular le ha pasado factura a la cotización de Alantra en los últimos meses tras pasar de rondar máximos históricos sobre los 15,65 euros por acción a buscar soporte sobre los 13 euros por acción con la sacudida veraniega del mercado. Ahora, conforme va volviendo la calma, el valor vuelve a apuntar hacia la cota de los 15 euros, donde encuentra su principal resistencia a corto plazo.

La superación de este nivel confirmaría la estructura de fondo alcista, elevando considerablemente su potencial de cara a la recta final de año. Un valor en general muy a tener en cuenta si se valoran además sus excelentes fundamentales. La rentabilidad por dividendo supera el 6% con un PER, relación precio beneficio, de apenas diez veces,

Para los pequeños accionistas con aversión al riesgo, sin embargo, no resulta muy recomendables debido a su estrechez, pues apenas es capaz de mover poco más de 6.000 títulos al día. según la media del año.

Artículos relacionados