La filial holandesa de Telefónica cierra su emisión de obligaciones perpetuas por 500 millones

Telefónica
Telefónica

Telefónica Europe, filial holandesa de Telefónica, ha cerrado y desembolsado este martes la emisión de obligaciones perpetuas subordinadas, con garantías de la matriz, lanzada el pasado 17 de septiembre por importe nominal de 500 millones de euros, que tiene fecha de rescate dentro de ocho años y en la que se ha registrado el cupón más bajo pagado por Telefónica en un híbrido para un plazo similar.

El precio de emisión de las obligaciones, que estaba dirigida exclusivamente a inversores profesionales y contrapartes elegibles, se fijó en el 100% de su valor nominal, y las obligaciones devengarán un interés fijo del 2,875% anual desde la fecha de emisión hasta el 23 de septiembre de 2027. A partir de esa fecha, las obligaciones devengarán un interés fijo igual al tipo swap a ocho años aplicable más un margen de entre el 3% y el 4%.

Según fuentes de la compañía, la operación tuvo una excelente acogida por los inversores. La demanda superó los 2.000 millones de euros, lo que supone una sobresuscripción de más de cuatro veces con cerca de 200 órdenes.

Gracias a la fuerte demanda, se consiguió estrechar las indicaciones iniciales en unos 37,5 puntos básicos, de forma que el diferencial respecto al nivel de cotización de secundario ha sido inexistente o incluso negativo.

Las obligaciones tendrán un importe nominal unitario de 100.000 euros y tendrán carácter perpetuo, si bien serán amortizables a opción del emisor en caso de que ocurran determinados supuestos. Está prevista la admisión a cotización y negociación de las obligaciones en el mercado regulado de la Bolsa de Valores de Irlanda.

Telefónica Europe podrá diferir el pago de los intereses devengados por las obligaciones a su discreción, sin que ello suponga un supuesto de incumplimiento. El interés diferido devengará a su vez intereses y será pagadero a opción del emisor en cualquier momento.

ACTIVIDAD DE FINANCIACIÓN EN 2019 Con esta transacción, la actividad de financiación del grupo Telefónica este año asciende a cerca de 7.000 millones de euros equivalentes y la compañía continúa reforzando su posición financiera.

Además, con esta operación Telefónica aprovecha la oportunidad de emitir en el entorno de tipos bajos, después del anuncio de medidas de estímulo del Banco Central Europeo la semana anterior.

La emisión se enmarca dentro del objetivo de prefinanciar los vencimientos futuros, así como de gestionar de manera proactiva la base de capital híbrido que posee la compañía, con la intención de mantener a largo plazo el nivel de principio de año de capital híbrido.

Artículos relacionados