Repsol y socios de la OGCI anuncian nuevas medidas para acelerar el cumplimiento de los objetivos climáticos

Sede de Repsol
Sede de Repsol

La Iniciativa Climática de Petroleras y Gasistas (OGCI, por sus siglas en inglés), organización que aglutina a las principales petroleras del mundo, entre las que figura la española Repsol, ha anunciado nuevas medidas para acelerar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y apoyar los objetivos del Acuerdo de París.

En concreto, la organización, de la que forman parte también compañías como BP, Chevron, ENI, CNPC, Equinor, ExxonMobil, Pemex, Petrobras, Total, Occidental, Saudi Aramco y Shell, ha lanzado una nueva iniciativa, denominada 'KickStarter', para facilitar la inversión comercial a gran escala en la captura, uso y almacenamiento de carbono (CCUS), una herramienta clave para lograr cero emisiones netas.

Esta nueva iniciativa, anunciada antes de su acto anual en Nueva York, está diseñada para ayudar a descarbonizar diferentes enclaves industriales, comenzando con un total de cinco hubs en Estados Unidos, Reino Unido, Noruega, Países Bajos y China, informó la OGCI.

La asociación señaló que el objetivo de esta iniciativa es crear las condiciones necesarias para facilitar una industria de 'CCUS' comercialmente "viable, segura y responsable con el medio ambiente", con una aspiración inicial de duplicar, antes de 2030, la cantidad de dióxido de carbono que se almacena actualmente a escala mundial.

Asimismo, la OGCI indicó que ha progresado en su objetivo de reducción de emisiones de metano anunciado el pasado año, con lo que las compañías que forman parte de la organización están en la senda adecuada, al haber reducido la intensidad de las emisiones colectivas de metano un 9% en 2018.

Además, la organización trabaja en otro objetivo para reducir la intensidad media colectiva de las emisiones de carbono en operaciones de exploración y producción de petróleo y gas para el año 2025.

En tercer lugar, todos los integrantes de la OGCI se han comprometido a apoyar políticas que atribuyan un valor explícito o implícito al carbono. Así, reconociendo que es una de las formas más rentables de lograr lo antes posible la transición hacia un futuro de bajas emisiones, la asociación apoya la introducción por parte de los gobiernos de políticas apropiadas o mecanismos de valoración del carbono.

INVERSIONES EN QUINCE INICIATIVAS. Por otra parte, el fondo de más de 1.000 millones de dólares (unos 910 millones de euros) de la asociación, OGCI Climate Investments, casi ha duplicado a lo largo del año el número de inversiones con potencial en tecnologías limpias.

De esta manera, el fondo cuenta con inversiones en quince iniciativas, dando apoyo directo a estas empresas y buscando oportunidades adicionales de inversión en sus áreas de interés.

En una declaración conjunta, los responsables de las compañías que forman parte de la OGCI destacaron su esfuerzo en el incremento del ritmo, la escala e impacto de sus acciones en apoyo del Acuerdo de París.

"Acelerar la transición energética requiere medidas sostenibles a gran escala, diferentes vías y soluciones tecnológicas innovadoras para mantener el calentamiento global claramente por debajo de los dos grados centígrados. Nos comprometemos a intensificar nuestros esfuerzos con los gobiernos, la sociedad civil, las empresas y otros interlocutores que trabajan conjuntamente para lograr la transición a una economía de cero emisiones netas", dijeron.

Asimismo, valoraron que los progresos respecto a su objetivo de intensidad de metano les hacen confiar en que las medidas que están aplicando "dan resultados".

"Vamos camino de alcanzar nuestro objetivo de reducir al 0,25% la intensidad de las emisiones de metano a 2025. Tras el éxito de la colaboración en la reducción de las emisiones de metano, ahora estamos trabajando en un objetivo para reducir a 2025 la media colectiva de la intensidad de las emisiones de carbono en operaciones de exploración y producción de petróleo y gas", afirmaron.

Artículos relacionados