CITAS DE LA SEMANA

El optimismo regresa a la Bolsa

La mo­vi­li­za­ción de los bancos cen­trales para evitar la re­ce­sión ha sido re­co­gida con alivio por los mer­ca­dos. Aunque es­pe­ra­das, las me­didas adop­tadas han ser­vido para tran­qui­lizar a unos in­ver­sores preo­cu­pados por la es­ca­lada de los pre­cios del crudo tras los aten­tados en Arabia Saudí y las ten­siones geo­po­lí­ti­cas.

Un equilibrio de fuerzas que se saldó la semana pasada con una tímida subida del 0,45% en el Ibex 35. Lo suficiente para consolidar los 9.100 puntos y sentar las bases de una nueva fase lateral entre este nivel y los 9.500 puntos de cara a final de año. Todo ello en medio de una rotación sectorial hacia los activos más cíclicos y con unos precios más ajustados, pero con sólidos fundamentales.

Los expertos, en general, empiezan a salir ya de los valores más defensivos con ratios difíciles de justificar, pese a la prolongación de la fase de tipos bajos para los próximos meses y pese a que todavía no se han despejado todas las incertidumbres políticas que han estado lastrando a los mercados.

La incógnita con más posibilidades de resolverse en el corto plazo será el Brexit. Los operadores ya han descontado una ruptura abrupta por lo que no debería suponer un gran lastre para los mercados salvo que las operaciones con algoritmos hagan saltar los “stop loss”. Muy al contrario, parece más lógica una fuerte reacción alcista si finalmente se logra un acuerdo amistoso y aceptable para ambas partes.

Los resultados del tercer trimestre será otro de los condicionantes de la renta variable a corto plazo. Sin embargo, tampoco se esperan grandes sorpresas en el ritmo de crecimiento empresarial mostrado en los últimos meses.

De este modo, los movimientos del mercado de cara al cierre del ejercicio pasan ahora de depender casi en exclusiva de la evolución de la nueva ronda de conversaciones entre China y EEUU para resolver sus diferencias comerciales. Este tema acaparará la agenda de la renta variable salvo nuevos “Cisnes Negros” en forma de tensiones geopolíticas.

En este contexto, en principio, los operadores apuestan por una suave tendencia alcista en los próximos meses para cerrar el ejercicio con una rentabilidad acumulada del orden o superior al 10% y sobre los 9.500 puntos de Ibex. Ya quedan lejos, por tanto, las probabilidades de una recaída hacia los 8.200 puntos como auguraban algunos expertos durante la inestabilidad de agosto. Aunque en Bolsa no conviene dar nunca nada por hecho.

Calendario semanal de Bolsa

Una vez que los grandes bancos centrales han movido ficha para luchar contra la recesión, los operadores volverán a fijar su atención esta semana que entra en los importantes datos de actividad, confianza y crecimiento que se publicarán a ambas orillas del Atlántico.

En la sesión de hoy lunes se conocerá la balanza comercial de España, aunque todo el interés se centrará en los datos de actividad PMI del sector servicios y del sector manufacturero que se publicarán en Alemania, la zona euro y Estados Unidos. En general se espera que se mantengan estables respecto a las últimas cifras.

El martes se publicarán el índice de clima empresarial en Alemania y el índice de confianza consumidora en EEUU, con una ligera mejora de las expectativas.

Para el miércoles se espera el índice de confianza consumidora del instituto económico alemán GFK, así como la venta de nuevas viviendas en EEUU.

En la agenda financiera internacional del jueves destacan el agregado monetario M3 de la zona euro, un indicador utilizado para medir las presiones inflacionistas, así como el boletín económico del BCE. Desde el otro lado del Atlántico llegarán las viviendas pendientes de venta y la nueva revisión del PIB del segundo trimestre, cuya economía habría rebajado el ritmo de crecimiento hasta el 2%.

El último día de la semana bursátil, el viernes, será el más intenso en cuanto a indicadores económicos. Este día, los inversores amanecerán con los datos de ventas al por menor en Alemania y la confianza consumidora del Reino Unidos. A primera hora de la mañana se darán a conocer también las ventas al por menor en España, y ya, a media mañana, los índices de sentimiento económico, confianza consumidora y clima empresarial en Europa.

A lo largo de la tarde, en EEUU se publicarán los pedidos de bienes duraderos, el deflactor de precios, los ingresos y gastos personales y el índice de confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados