Imaz (Repsol) pide "ambición" ante el cambio climático, pero sin descuidar las capacidades industriales

Josu Jon Imaz
Josu Jon Imaz

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha asegurado que ante el reto del cambio climático hay que actuar "con ambición" en la descarbonización, pero estando "muy atentos" a las capacidades industriales y tecnológicas que España tiene como país y siendo "neutros" tecnológicamente.

En su intervención el 'Foro Tendencias 2020' organizado por 'El País' y Kreab, Imaz aseguró que no es posible saber "qué tecnologías van a triunfar", por lo que insistió en apostar por la neutralidad tecnológica. "Dejemos que las tecnologías compitan y tengamos ambición en la descarbonización", dijo.

A este respecto, apuntó que el parque móvil español tiene una vida media de 12,6 años y aseguró que solo con su renovación se reduciría de golpe entre un 20 y un 25% las emisiones del transporte en España.

De esta manera, el directivo subrayó que "es muy importante" y hay que tomar "muy en serio" la descarbonización, aunque advirtió de que es necesario "ir todos de la mano".

Así, señaló que hay que actuar "con ambición" en la reducción de emisiones de CO2, pero empezando por quitar "las toneladas más baratas del mercado".

A este respecto, recordó que en los últimos diez años Estados Unidos ha reducido sus emisiones de CO2 más de un 10%, mientras que Alemania solo las ha rebajado un 4%, por lo que "los que hablan y los que actúan no son siempre los mismos", añadió.

Además, Imaz, que mostró su preocupación en término de geopolítica global por la situación en Oriente Medio, pidió también poner el foco en la competitividad en Europa y en España.

"Hay que empezar a hablar más de la España productiva, la que genera valor añadido en el país, buenos empleos y que permite que funcione el ascensor social", añadió.

LLARDÉN (ENAGÁS) PIDE NO INCREMENTAR LAS INCERTIDUMBRES. Por su parte, el presidente de Enagás, Antonio Llardén, consideró que la estabilidad "es fundamental" ante las incertidumbres actualmente existentes en el mundo.

"Hay que pedir a los gobiernos que no nos incrementen la incertidumbre. No hace falta legislar mucho, no hace falta dar subvenciones, hay que ayudar a tener un clima que haga que las incertidumbres sean menores de las que hay", dijo.

Llardén valoró que la transición digital y la energética son "las dos grandes tendencias" que van a acompañar en los próximos años, junto a la "inquietud social, que es un tema de fondo que hay que ser capaz de insertar en la transición energética y en la digital"

Artículos relacionados