El pre­si­dente del BBVA re­cu­pera a José Luis de Santos, co­la­bo­rador de FG, que du­rante siete meses re­visó do­cu­men­ta­ción

Torres mantiene privilegios a FG y le permite ir todavía a despachar al BBVA

El ex pre­si­dente de honor con­serva todos sus guar­daes­paldas y un equipo de 24 per­sonas

Francisco Gonzalez, ex presidente de honor del BBVA
Francisco Gonzalez, ex presidente de honor del BBVA

Si al­guien creyó algún día, como este ar­ti­cu­lista es­cri­bió, que Carlos Torres y Francisco González ha­bían roto re­la­cio­nes, puede que se equi­voque de pe a pa. El pre­si­dente del BBVA, di­mi­tido "temporalmente" antes de la junta ge­neral del banco en marzo, acude aún fre­cuen­te­mente a las ins­ta­la­ciones del Palacio de Salamanca, sede de la Fundación del BBVA, donde man­tiene un equipo de 24 per­so­nas, in­clu­yendo chó­feres y guar­daes­pal­das. Es más, el pre­si­dente Torres tam­bién ha re­cu­pe­rado al ex au­ditor del banco José Luis de Santos, tras ha­berle ce­sado, por en­tender que era un hombre de con­fianza de FG.

A medida que se acerca la fecha en la que BBVA, como entidad, tendrá que declarar (será finalmente en octubre), a través de la persona o personas que designe, en el caso abierto en la Audiencia Nacional por el espionaje del ex comisario Villarejo a adversarios políticos, empresariales y periodistas "hostiles" de FG, el banco que preside Carlos Torres continúa enviando mensajes confusos a la opinión pública. Por un lado asegura que colabora totalmente con la Justicia y simultáneamente permite a su mentor, el dimitido FG, conservar privilegios. Y eso que el banco, hace meses, filtró que FG ya no acudía a su despacho, aunque si conservaba su seguridad.

Pero en el Palacio de la Salamanca, sede de la Fundación BBVA, no creen lo que ven. Con regular frecuencia, incluyendo durante los meses del verano, un coche blindado, rodeado de guardaespaldas, transporta desde su domicilio al edificio situado en el Paseo de Recoletos, al que ya es ex presidente de honor del BBVA, pese a haber dimitido hace seis meses de todas sus cargos antes de la junta general anual del BBVA, el pasado mes de marzo, según fuentes internas.

(Capitalmadrid.com ha tratado de contrastar esta información, procedente de fuentes internas del banco, con el departamento de comunicación de la entidad, pero su respuesta verbal ha sido ambivalente en primera instancia, informa José Luis Marco. Después, otro portavoz del BBVA, y tras requerir que se solicite la información a través de un mail, ha negado la asistencia tras admitir que el banco solo mantiene la seguridad pero ningún privilegio más. Ha añadido que formalmente FG ya no es presidente de honor del BBVA, por lo que carece de los privilegios como tal.)

El ex presidente del BBVA durante más de veinte años por la gracia del ex presidente del Gobierno José María Aznar, acude a visitas y cumplir ciertas "obligaciones" en un despacho. Entre ellas, mantener el "honor mancillado" del BBVA durante la etapa en la que fue presidente y que ha provocado que la Audiencia Nacional abriera una causa contra el propio BBVA y al menos seis ex empleados del banco, incluido el CEO Ángel Cano, imputados por el magistrado García Castellón.

Carlos Torres, que asegura haber entregado a la Audiencia Nacional el informe forense que ha durado más de un año, sobre los encargos realizados al ex policía José Villarejo durante lustros (y en prisión provisional por ello, entre otras causas), también ha tomado una iniciativa que nadie entiende, incluso especulando mal y fuera de lugar. El presidente del BBVA ha "recontratado" durante más de siete meses a José Luis de Santos después de haberle comunicado su baja el pasado mes de diciembre al llegar a la presidencia del BBVA Carlos Torres, a propuesta de su mentor, el anterior presidente. El que fuera auditor del banco con FG y a quien informaba personalmente de todo lo que hacía su departamento, estuvo durante siete meses revisando papeles en las proximidades de su antiguo despecho.

La vuelta de De Santos ha originado un montón de especulaciones internas en el banco. La más probable es que de Santos estuvo ayudando a preparar la defensa de la entidad ante su imputación por la Audiencia Nacional mediante el "forensic report" que Torres encargó a Garrigues, Uría y PwC. Otra es que en el BBVA se da por descontado que pueda ser llamado a declarar por García Castellón y Torres, en un acto muy generosos y desprendido, se ha comprometido a que el banco y sus accionistas abonen los gastos legales de defensa del ex auditor de FG. Finalmente, De Santos ha retornado a su situación de "dado de baja".

Artículos relacionados