BOLSA

Solarpack busca recuperar brillo

Las pe­queñas com­pañías de energía re­no­vable han per­dido en estos meses buena parte del brillo mos­trado en los úl­timos años. Los in­ver­sores ha­bían ve­nido apos­tando con fuerza por esta ac­ti­vidad de ne­gocio ante el pro­ceso de des­car­bo­ni­za­ción puesto en marcha a nivel glo­bal.

Sin embargo, los síntomas de desaceleración económica y las medidas regulatorias han obligado a levantar el pie del acelerador.

Uno de los valores que más se han resentido ha sido Solarpack. El grupo de energía salió a Bolsa a finales del pasado año y aunque al principio si consiguió recoger parte del boom inversor, ahora ha pasado a estancarse en Bolsa.

Una dinámica que el grupo quiere romper con la aceleración de su plan de crecimiento con el que acudió al mercado en diciembre de 2018, basado en una estrategia de adquisición selectiva de activos con rentabilidades atractivas y oportunidades claras de creación de valor ya sea vía sinergias operativas como de otro tipo.

Dentro de este plan se encuadra la reciente adquisición por parte del grupo del 90,5% de los proyectos solares fotovoltaicos Tacna Solar y Panamericana Solar por algo más de 46,6 millones de euros. El grupo energético se ha hecho así con la totalidad de ambos proyectos desarrollados y construidos por Solarpark en 2012 en Perú con una potencia instalada conjunta de 43 MW.

Ambos Proyectos tienen suscritos contratos de venta de electricidad a largo plazo (“PPA”) en dólares con el Ministerio de Energía Peruano, fruto de la primera licitación de recursos energéticos renovables celebrada en Perú en 2010, y tienen más de 13 años de vida contractual remanente.

Para realizar la operación, Solarpark ha recurrido a un préstamo puente con Banco Santander por 30 millones de dólares destinado a la financiación parcial y ahora está concretando varias opciones entre las que se encuentra la entrada de un socio minoritario con el fin de amortizar este préstamo puente.

Los expertos esperan que este tipo de noticias ayuden al valor a salir de la dinámica descendente del último trimestre para volver a repuntar hacia sus máximos, 12,68 euros, de febrero. Para ello, en cualquier caso, debe contar también con el soporte general del mercado, el principal hándicap para recuperar esplendor junto con sus bajos niveles de contratación.

Artículos relacionados