Los ban­cos, pen­dientes tam­bién de si el BCE les pe­na­liza con el -0,6 % la fa­ci­lidad de de­pó­sito

Europa pasa la 'patata caliente' del IRPH a la Justicia española

Deberá de­cidir caso a caso si faltó trans­pa­rencia al con­ceder hi­po­tecas con ese ín­dice

prestamos bancarios
Préstamos bancarios.

La banca es­pañola de mo­mento ha su­pe­rado con éxito el pri­mero de los asaltos pre­vistos esta se­mana y que pone en pe­ligro su ren­ta­bi­lida a medio plazo. El Abogado General de la Unión Europea, al res­ponder a una cues­tión pre­ju­di­cial plan­teada por un juz­gado de Barcelona sobre una hi­po­teca con­ce­dida por Bankia, no dice en ningún mo­mento que los con­tratos so­me­tidos al Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) sean abu­si­vos.

Pero en cambio abre la vía para que los tribunales nacionales puedan declarar abusivas, y por tanto nulas, las cláusulas que determinan el precio de las hipotecas ligadas al IRPH.

Esto en caso de que los 15 jueces del Tribunal Europeo de Justicia sigan su criterio en su sentencia definitiva prevista para finales de año o principios del próximo. Si lo siguieran, tendrían que ser los jueces correspondientes en cada caso juzgado en España quienes decidan en su momento que no hubo transparencia en los contratos para obligar a las entidades a devolver las cantidades cobradas.

La banca ha recibido con gran sosiego la resolución del Abogado General, el polaco, Maciej Szpunar, pese a dejar claro en su dictamen -que no es vinculante, pero que el tribunal de la Unión Europea suele seguir al dictar la sentencia definitiva- que el uso de este índice hipotecario debe quedar sujeto a un control de transparencia. Conviene recordar que contradice la sentencia del Tribunal Supremo que rechazó este criterio en sentencia del 2017.

Bankia enfatizóeste martes, en un comunicado, que el Abogado General no dice en ningún momento que fuera abusivo el IRPH aplicado el caso consultado por el tribunal de Barcelona, es cierto. Pero lo que sí recuerda Szpunar es que todo contrato debe someterse a las normas de transparencia como establece la directiva comunitaria 1993/13.

Para los servicios jurídicos de Bankia, si la sentencia fuera en la misma línea de lo que ha dicho el abogado, lo que habría que hacer es llevarlo a los jueces nacionales que tendrían que ver los casos uno por uno, para decidir si los contratos cumplieron o no con la información que había que dar en cada caso concreto.

Las asociaciones de consumidores no han dejado pasar el tiempo para recomendar acudir de forma conjunta para presentar un procedimiento colectivo cuando se conozca la sentencia definitiva.

Bien es verdad que éstas han empezado a rebajar el alcance económico que podría tener el caso. Si hasta ahora se había hablado de que más de un millón de personas podrían haber estado sometidas a este índice a la hora de pedir un crédito hipotecario, ahora se habla de no más del 10 % de esa cifra.

También rebajan la cifra del coste para la banca que ahora no superaría los 2.000 millones de euros frente a los 44.000 máximos que llegó a estimar recientemente el banco de inversiones Goldman Sachs.

Esta rebaja de la estimación de los costes puede explicar el comportamiento de los valores bancarios del mercado español. Aunque nada más conocerse el pronunciamiento de Szpunar, los bancos se pusieron en rojo, con recortes de hasta el 3,4 % en el caso de CaixaBank, tras la lectura detenida del documento y las explicaciones de los juristas las cotizaciones bancarias se han recuperado.

Ha habido avances tan importantes como el 4,23 % en Bankinter, único banco español que no ha utilizado ese índice, seguido de Santander, CaixaBank, Sabadell y BBVA, todos con subidas de más del 2%, quedando como farolillo rojo Bankia, aun así con una mejora de más del 1,5 %.

Ahora la banca queda pendiente del segundo asalto que debe superar esta semana, la decisión del jueves del Banco Central Europeo. Los analistas dudan sobre la posibilidad de que se reanude el programa de compra de deuda.

En cambio, hay consenso a la hora de anticipar un nuevo recorte en la facilidad de depósito, por la que los bancos tendrían que pagar todavía más al Banco Central Europeo. Es decir, la tasa que cobra el BCE a los bancos, fijada desde hace años en el -0,40%, podría situarse en el -0,50% o incluso el -0,60%.

Lagarde con los bancos

Todas las miradas están puestas ahora en Fráncfort. Es la penúltima reunión que presidirá Mario Draghi este jueves. ¿Qué hará?

Aunque él no ha enviado ningún mensaje en los últimos días, Christine Lagarde, nominada para sucederle, admitió la pasada semana la necesidad de valorar los "efectos secundarios negativos" que conllevan, sobre todo para la cuenta de resultados de los bancos, las políticas de tipos cero.

Es atípico esta política de comunicación en los bancos centrales, pero si no fuera en la próxima reunión, su futura presidenta anticipa cambios. Quizás la banca ha sufrido más presiones de las necesarias. Y no se puede olvidar que es un elemento clave tanto en los momentos de expansión como en los de crisis.

Artículos relacionados