ACS y Acciona compiten por una de las mayores obras de Australia

ACS
ACS

Acciona y ACS compiten por uno de los mayores proyectos de infraestructuras actualmente en marcha en Australia, la construcción de dos túneles para canalizar una autopista de Melbourne, estimado entre 4.300 y 5.600 millones de euros.

Las compañías presididas por Florentino Pérez y José Manuel Entrecanales lideran dos de los tres grupos de empresas que han sido seleccionados para competir por el denominado 'North East Link' de esta ciudad, según publicó el Gobierno de Estado de Victoria.

En caso de lograr este 'macrocontrato', tanto ACS como Acciona reforzarían la destacada presencia con que cuentan en Australia. Se trata del segundo mayor mercado de ACS tras Estados Unidos y de un país estratégico para Acciona, en el que desembarcó en 2002 y tiene negocios con todas sus actividades.

De hecho, la compañía controlada por la familia Entrecanales ya logró en 2014 un primer contrato de este proyecto por unos 3.700 millones de euros en consorcio con Capella Capital, Lend Lease y Bouygues.

El contrato actualmente en liza consiste en construir dos túneles gemelos de seis kilómetros y de tres carriles cada uno para unir por carretera el Norte y el Este y Sureste de Melbourne. Los túneles serán, a su vez, los más largos del Estado de Victoria.

ACS puja por la obra a través de una filial de su empresa australiana Cimic, que forma consorcio con Samsung C&T Corporation, Egis Road Operations, UGL Engineering, Pacific Partnership y DIF Management Australia.

Acciona también compite por el proyecto a través de un consorcio que completan John Holland Group, Lendlease Services y Plenary Group.

El tercer grupo en liza cuenta asimismo con sello español, dado que uno de sus componentes es Broadspectrum, filial australiana de servicios de Ferrovial, si bien se trata de un negocio que este grupo tiene a la venta.

Este tercer consorcio está liderado por la italiana Salini Impregilo y lo completan, GS Engineering and Construction, China Construction Oceania, Capella Capital, John Laing Investments y Lend Lease Engineering.

Además de la construcción de los túneles, el grupo adjudicatario deberá diseñar el conjunto del proyecto, incluidas sus conexiones con otras vías y carriles para peatones y ciclistas. La financiación será mediante fondos públicos y el futuro peaje de los túneles.

EN SERVICIO EN 2027. El inico de la construcción del proyecto está fijado a finales de 2021 para que abra al tráfico en 2027, cuando se calcula que canalizará unos 135.000 vehículos diarios.

En 2020 está previsto que se acometan los trabajos preliminares, ya encargados a la filial australiana de ACS, consistentes en acoplar los servicios públicos de electricidad, agua y otros suministros que pudieran resultar afectados por las obras.

El Gobierno de Victoria calcula que la construcción de esta infraestructura generará unos 10.000 empleos y que, una vez en servicio, permitirá recortar en unos 35 minutos los tiempos de viaje. Además, sacará de las carreteras de la localidad unos 15.000 camiones diarios.

Artículos relacionados