BOLSA

Cellnex, crecimiento inorgánico

Solo el miedo a las al­turas ha lo­grado frenar la es­pec­ta­cular ten­dencia al­cista de Cellnex en los nueve pri­meros meses del año, justo cuando to­caba 38 euros por ac­ción.

Los inversores han optado por recoger beneficios de forma preventiva, provocando un ajuste de cerca del 6% en apenas un par de sesiones.

Con todo, las acciones de Cellnex mantienen una revalorización anual del orden del 70% gracias al importante crecimiento inorgánico experimentado por la compañía en este periodo. En los nueve primeros meses del ejercicio ha acometido cinco grandes operaciones para seguir sumando valor para el accionista. Los distintos acuerdos alcanzados en Suiza, Italia y Francia, le permitirán ampliar en cerca de 16.000 el portafolio de activos en los siete países europeos en los que la compañía está presente.

La inversión conjunta de todos estos proyectos supera los 4.300 millones de euros que, una vez completados los despliegues, supondrán una contribución anual estimada de 530 millones de euros en términos de Ebitda.

El último de estos acuerdos ha sido la reciente adquisición de la totalidad del operador de torres y emplazamientos de telecomunicaciones irlandés Cignal por 210 millones de euros. Dicha sociedad opera 546 emplazamientos en la actualidad y prevé desplegar otros 600 más para 2026, para lo cual cuenta con una inversión adicional de 60 millones de euros asociada a un programa de construcción de nuevos emplazamientos.

La adquisición se financiará con el efectivo disponible y futuro de Cellnex en Irlanda, según Cellnex, y una vez culminado el despliegue se prevé una aportación al resultado operativo anual ajustado de unos 20 millones de euros. El grupo acentúa así su apuesta para seguir creciendo de forma coherente en Europa, incorporando un séptimo mercado, que extiende de modo natural la actual mancha geográfica de los seis países en los que ya opera el grupo.

Un crecimiento inorgánico que ha venido contando hasta ahora con el beneplácito tanto de los grandes operadores, la mayoría de las casas de análisis que siguen al valor aconsejan comprar, como del mercado. El reciente ajuste sufrido por su cotización, aseguran, solo es fruto de una prudente recogida de beneficios, pero una vez absorbido el ajuste -probablemente en el límite de los 37 euros o como mucho en los 34 por acción donde encuentra sus principales suelos actuales-, volverá a repuntar hacia sus máximos.

Artículos relacionados