BOLSA

Repsol calienta motores

Los bol­sistas han re­do­blado su vi­gi­lancia sobre la pe­tro­lera es­pañola Repsol al calor de los ru­mores sobre su su­puesto in­terés en la compra de ac­tivos de Exxon Mobil.

La agencia Reuters ha apuntado, citando fuentes anónimas, que el grupo energético español se encuentra en conversaciones avanzadas para la adquisición de alguno de los activos de la compañía americana en aguas profundas del golfo de México. Activos que estarían valorados en unos 1.000 millones de dólares.

Según un documento al que ha tenido acceso la agencia Reuters, Exxon tiene en venta nueve activos en la zona, incluyendo una participación del 50% en el campo petrolero Julia, que opera, además de un 9,4% en el campo Heidelberg y un 23% en el campo Lucius.

Esta operación requeriría la aprobación de los socios de Exxon en dichos activos, lo cual podría retrasar, pero en ningún caso sería un obstáculo serio en un posible acuerdo de ser cierta la información.

Estas especulaciones han servido para acelerar el rebote protagonizado por el valor tras los importantes ajustes sufrido a lo largo del mes de agosto debido a la caída de los precios del crudo en medio de los temores de la caída de la demanda derivados de los efectos de la guerra comercial. Recortes que llevaron a Repsol a cotizar por debajo de los niveles de principios de año.

La recuperación de los precios del crudo y estas especulaciones han facilitado el rebote de la petrolera hasta los 14 euros por acción, con una rentabilidad anual del 7%. Los expertos, sin embargo, se preguntan ahora si podrá dar continuidad a este movimiento de rebote para volver a sus máximos anuales de julio o si bien volverá a entrar en la fase lateral entre los 13 y los 14 euros en la que se ha estado moviendo a lo largo de casi todo el año.

En cualquier caso, su buena relación precio beneficio, con un PER por debajo de nueve veces, y la alta rentabilidad por dividendo del 6,5%, permiten asumir los riesgos en el peor de los casos.

Artículos relacionados