BOLSA

Service Point, demasiado desgaste

Los bol­sistas vienen vi­gi­lando con es­pe­cial aten­ción los mo­vi­mientos de Service Point en los úl­timos meses pen­dientes del im­por­tante re­bote pro­ta­go­ni­zado tras tocar mí­nimos ab­so­lutos a fi­nales del pa­sado ejer­ci­cio.

El grupo especializado en material de oficina presume de haber saneado el balance de situación gracias al repago total de la deuda asociado al convenio de acreedores, lo cual posibilitó en su día la vuelta a cotización de las acciones con un accionista mayoritario Paragon Group. Grupo que ha pasado a controlar más de un 80% de las acciones.

Sin embargo, los expertos siguen sin confiar en exceso en la buena marcha del proceso de reestructuración de la compañía, al menos la suficiente como para justificar los avances del valor en Bolsa, aunque es de reconocer sus esfuerzos por mejorar sus cuentas, En el primer trimestre contabilizaron unas pérdidas de 124.000 de euros, casi un 19% por debajo de los 152.000 euros, pese a la caída del 15% de sus ventas. Pero aún está muy lejos de haber dejado atrás todos sus problemas.

El nuevo plan de negocio, con el cual pretende impulsar su crecimiento orgánico, depende s inversiones clave, recientemente aprobadas con el visto bueno y el apoyo financiero de Paragon, destinadas a financiar la renovación de sus equipos de impresión digital por importe total superior a un millón de euros con el fin de mejorar la competitividad y eficiencia de la compañía.

En paralelo, el equipo directivo ha venido estudiando distintos proyectos de adquisición en las áreas de comunicaciones con clientes soluciones gráficas, y en otras áreas de interés estratégico, en busca de crecer de forma inorgánica para penetrar en nuevos segmentos y en nuevos mercados que generen sinergias y valor al accionista. Sin embargo, los meses siguen pasando sin que la compañía sea capaz de concretar ninguna operación.

En este contexto, las acciones de Service Point acumulan una revalorización superior al 50% en el conjunto del año, pero con un notable deterioro de su cotización en el último mes y medio. Todo queda a la espera de los resultados semestrales a ver si ponen algo de luz al halo de oscurantismo que rodea a la compañía.

Artículos relacionados